Se inicia la edición 81 del torneo más prestigioso del golf mundial

La magia de Augusta, el primer major de la temporada

Los mejores golfistas del mundo se citarán desde este jueves en el primer major de la temporada. Dustin Johnson y Rory McIlroy son los grandes favoritos a quedarse con la chaqueta verde.

Phil Mickelson, cuando ganó el Masters de Augusta en 2004. La primera vez que terminó con la chaqueta verde. / AFP

El Augusta National Golf Club, localizado en el estado de Georgia, es uno de los más prestigiosos y exclusivos clubes de golf de todo el mundo. El gran Bobby Jones, el mejor golfista aficionado de la historia, fue el fundador de este escenario, que fue diseñado por Alister MacKenzie en el lugar de una antigua plantación de índigo. Este club abrió sus puertas en enero de 1933 y desde 1934 se disputa allí cada año el Masters de Augusta, el evento más importante del calendario golfístico mundial, el primer major del año.

Augusta es al golf lo que Wimbledon al tenis. Todo lo que rodea este escenario tiene una leyenda. El glamur y el olor de este campo en todos los aspectos es especial. De los cuatro grandes, es el único torneo que siempre se disputa en el mismo campo y a pesar de eso, siempre es diferente. Este cuenta con una tecnología especial en los greens, que permite cambiar día a día las caídas, lo que dificulta muchísimo el juego.

El vencedor de cada edición del Masters de Augusta recibe una característica chaqueta verde que, entre muchas figuras de la historia del golf, han portado Jack Nickalus, Arnold Palmer, Tiger Woods, Nick Faldo o Phil Mickelson.

En este año el estadounidense Dustin Johnson, número uno del escalafón mundial, sale como el gran favorito para quedarse con el título de la edición 81, amenazado por el norirlandés Rory McIlroy. Johnson llega con una racha de triunfos de tres torneos, y el segundo clasificado, McIlroy, cuatro veces campeón en Majors, busca una corona de Masters para completar el Grand Slam. “He hecho toda la preparación que puedo, es simplemente salir al campo de golf y hacerlo bien”, dijo McIlroy.

Otros favoritos en Augusta son el australiano Jason Day, tercero del escalafón y que tuvo que retirarse de un certamen hace dos semanas para estar junto a su madre mientras luchaba contra un cáncer de pulmón, y el estadounidense Jordan Spieth, que trata de recuperarse de un fracaso en la última ronda el año pasado cuando buscaba un segundo título consecutivo.

El cinco veces ganador en los grandes, el estadounidense Phil Mickelson, a dos meses de cumplir 47 años, tratará de sustituir a Jack Nicklaus como el más viejo campeón en la historia de Masters.

Las previsiones de lluvias fuertes desde el miércoles pueden complicar el rumbo del certamen y se suman al drama que una de las grandes etapas del golf produce anualmente. “Si es suave, obviamente ayudará”, dijo Johnson, quien agregó que “con el pronóstico, viento el jueves y el viernes, el campo estará muy complicado. Va a ser difícil golpear a los greens. Hay que tener cuidado dónde hacerlo y sólo tratar de hacer pares”, añadió.

Johnson entra en Augusta después de ganar en Riviera en febrero y asumir el primer lugar del mundo, luego se quedó con el WGC México y el Match-Play. “Obviamente este año, con Dustin ganando tres veces, él es el jugador de mejor forma en este momento”, destacó Rory McIlroy.

Johnson ganó su primer título importante en el US Open del año pasado, mientras que McIlroy se había llevado ese título en el 2011. McIlroy jugó 27 hoyos en Augusta hace dos semanas, 54 más la semana pasada y 18 más hasta ahora esta semana. Por su parte, Spieth, ganador en 2015 y segundo dos veces en el Masters, citó a McIlroy como favorito. El gran ausente será el legendario Tiger Woods, quien sigue sufriendo por sus problemas de espalda.