Tiger Woods afirmó que en el momento de su arresto estaba bajo los efectos de Xanax

El golfista debe presentarse ante la corte del condado de Palm Beach el 5 de julio. 

AFP

Tiger Woods dijo a la policía que estaba tomando Xanax la noche en que fue arrestado bajo sospecha de conducir bajo la influencia de una sustancia prohibida, según una versión no autorizada del informe policial obtenido por el Canal de Golf de Estados Unidos. (Lea también: Tiger Woods, de la gloria al infierno)

La versión del informe del Departamento de Policía de Júpiter, Florida, se hizo público el viernes a petición del Canal de Golf.

Woods, de 41 años, fue encontrado dormido al volante el 29 de mayo y arrestado bajo sospecha de conducir bajo la influencia de drogas o alcohol. (Lea: "Lo que ocurrió fue una reacción inesperada a mis medicamentos": Tiger Woods)

Una prueba de alcoholemia no mostró alcohol en su sistema, y ​​el campeón de 14 torneos de Gran Slam dijo haber sufrido una "reacción inesperada a los medicamentos recetados". 

El medicamento Xanax se puede recetar para tratar la ansiedad y la depresión, así como el insomnio. 

En el informe original publicado por las autoridades, Xanax no estaba entre los medicamentos listados en una línea de "condiciones médicas", que sí incluía el analgésico Vicodin y el antiinflamatorio Vioxx, aunque Woods indicó que no había usado el último durante un año. 

Woods anunció en mayo que había sido sometido a una cuarta cirugía de espalda, que lo mantendría fuera de los campos para el resto de la temporada 2017. 

Él astro de la PGA intentó una reaparición a finales de 2016 después de más de un año alejado del juego, pero solo pudo participar en tres torneos. 

Woods debe presentarse ante la corte del condado de Palm Beach el 5 de julio.