Candente cara a cara entre Mayweather y McGregor

Según medios de prensa estadounidenses ambos peleadores sacaron todo un arsenal cargado de malas palabras.

McGregor y Mayweather se enfrentarán el 26 de agosto en Las Vegas.AFP

El primer cara a cara entre Floyd Mayweather y Conor McGregor estuvo candente. Los peleadores no perdieron tiempo. En un Staples Center colmado para ver el primer frente a frente de los cuatro pactados para promocionar el combate bajo las reglas del boxeo en Las Vegas, 'The Notorius' McGregor destacó por la elegancia y la desbordada locuacidad y 'Money' Mayweather por la informalidad de sus ropas y la frialdad.

“Le noquearé en el cuarto asalto”, apuntó el luchador de artes marciales mixtas que ha dominado las divisiones pluma y ligero de la UFC (Ultimate Fighting Championship). De impecable traje azul y corbata rosa, McGregor se burló de los vaqueros y la chaqueta de sudadera en la que se insinuaba la bandera de Estados Unidos.

El irlandés fue el primero en romper el silencio y no tuvo piedad cuando se refirió a Mayweather como el hombre de “piernas pequeñas, corazón pequeño y cabeza pequeña”. “Soy joven, tengo confianza, soy un hombre feliz que ha trabajo muy duro por esto”, continuó el campeón de la MMA, quien nunca ha boxeado profesionalmente sobre un cuadrilátero.

“¿Viste sus pantalones? ¡No tiene dinero para un traje!”, dijo el europeo con clara alusión a los problemas económicos que alega tener el hombre que imperó en cinco categorías del boxeo: superpluma, ligero, superligero, welter y superwelter.

“Conor es un luchador de seis o siete cifras, yo soy de nueve”, replicó Mayweather en alusión a los 300 millones de dólares que espera embolsar a expensas de su rival, que nunca boxeó a nivel profesional. “Soy un hombre viejo (...) pero todavía tengo lo necesario para vencerte. Llevo 21 años dándoles palizas a mis rivales”, se mostró confiado el estadounidense, hasta el punto que le dio a McGregor la forma en la que preferiría perder. “Te garantizó que tocarás la lona con tu cara o de espaldas”. Se dijeron de todo, aunque falta mucho más pues la gira promocional continuará en Nueva York y Londres.

Según medios de prensa estadounidenses de perras no se bajaron, se mentaron la madre, pidieron callarse la boca, todo un arsenal cargado de malas palabras. Según Mayweather, están dando al público lo que quieren ver, aunque lejos han estado de tirarse un golpe. Al parecer, ambos están vendiendo bien el enfrentamiento en Las Vegas del próximo mes.