Esteban Soto toma la prueba de marcha del Mundial de atletismo como una revancha

Luego de su noveno puesto en los Olímpicos de Río y la descalificación tras llegar primero en el Mundial juvenil de 2011, el huilense de 23 años espera el próximo domingo ser protagonista en su primer certamen de mayores.

Soto ha tenido dos participaciones esta temporada, siendo cuarto en los 20 km de Rio Maior, en Portugal, y ocupando el undécimo puesto en la Copa Panamericana en Lima.COC

Esteban Soto es junto Éider Arévalo una de las dos fichas colombianas en la prueba de 20 km marcha del Mundial de Londres 2017 que se disputa el domingo. Entre sus dos objetivos, el primero es superar el noveno puesto de los Juegos Olímpicos de Rio 2016 y el segundo sacarse un sinsabor de su época juvenil. (Lea también: Luis Fernando López, el mejor marchista del país, tendrá su última prueba en Londres)

Un buen puesto en Londres 2017 le permitiría sacarse la espina de la decepción sufrida en los 10 km marcha del Mundial juvenil de 2011 en Francia, cuando cruzó la meta primero y, con la bandera en la mano, un juez se le acercó para decirle que estaba descalificado.

Tras aquel Mundial juvenil, el huilense afronta ahora a sus 23 años el primer evento planetario de mayores. (Vea también: El deporte colombiano, a la expectativa)

"Mi objetivo principal es mejorar la novena posición obtenida en los Juegos Olímpicos de Rio. Gracias a Dios y a la Virgen llego en forma. He tenido una muy buena preparación, con unas muy buenas sensaciones", explica Soto en declaraciones a la AFP.

"Éste último mes he estado entrenando en España, en la ciudad de Pontevedra. Decidimos bajar a entrenar a nivel del mar ya que todo el año estamos en altura. Lo que se busca es tener otro tipo de estímulo en el entrenamiento", añade.

El marchista entrenado por Marcelino Pastrana solo ha tenido dos participaciones esta temporada, siendo cuarto en los 20 km de Rio Maior, en Portugal, y ocupando el undécimo puesto en la Copa Panamericana en Lima.

"Habrá que tener en cuenta para hacer un buen resultado a los marchistas ingleses, que serán locales, y querrán ser protagonistas. A los españoles, que ganaron el título mundial hace dos años, al alemán (Christopher Linke), que viene de ganar el campeonato europeo, y los chinos, que aunque no ganaron oro o plata en Río 2016, vienen a este Mundial con buenas marcas", explica. (Medallistas olímpicos le reclaman al Gobierno por el recorte al presupuesto para el 2018)

Más recursos para la marcha 

A Esteban Soto le gustaría también obtener un buen resultado en el Mundial para que la marcha tenga más recursos en su país. (Colombia tiene el menor presupuesto para el deporte del continente: Baltazar Medina)

"Si lograra un buen resultado, se premiaría la constancia y la disciplina que he tenido durante esta preparación", afirma.

"Si lograrse una medalla sería un sueño hecho realidad a nivel personal. Y en mi país podríamos tener muchos más recursos para nuestra modalidad que es la marcha y en general más recursos para el atletismo colombiano", señala.

Tras el mazazo de la descalificación en el Mundial juvenil de 2011, cuando ya se sentía ganador, el segundo duro golpe llegó un año después con el fallecimiento de Fernando Rozo, su primer entrenador, por un accidente cerebrovascular. (Lea también: Arenas y Galvis, con el objetivo de promover la marcha femenina en Colombia)

Tampoco comenzó Esteban Soto de la mejor manera el año 2017, ya que en enero protagonizó un accidente de tráfico en su ciudad de Pitalito (Huila), del que salió ileso. 

Ahora le llega una gran oportunidad a Estaban Soto de lograr acabar con todos esos sinsabores con una buena actuación en un Mundial, que supere ese fantástico noveno puesto de Rio-2016.

Una doble revancha que se puede hacer realidad para un marchista al que sus padres hicieron practicar atletismo cuando Esteban Soto tenía apenas nueve años, para que el niño, que no quería en un principio, se curase el asma.

Esa enfermedad respiratoria ha desaparecido y ahora Esteban Soto busca un doble revancha en el Mundial de Londres-2017.