Publicidad
Otros Deportes 8 Mar 2013 - 10:54 pm

Será operado este sábado de la clavícula

Carlos Mario Oquendo: "Puedo seguir entrenando"

El medallista olímpico, que estará dos meses fuera de las pistas, dice sentirse aliviado con la posibilidad de continuar con su entrenamiento.

Por: Olga Lucía Barona Torres
  • 16Compartido
    http://www.elespectador.com/deportes/otrosdeportes/carlos-mario-oquendo-puedo-seguir-entrenando-articulo-409262
    http://tinyurl.com/mzsw9rw
  • 0
insertar
Carlos Mario Oquendo no pierde nunca la alegría. / Gabriel Aponte

"Mi incapacidad será en las competencias", dice.

La cita será este sábado a las 5 de la tarde, en la Clínica de Fracturas de Medellín, y aunque el medallista olímpico Carlos Mario Oquendo Zabala no quisiera estar allí, una fuerte caída sufrida el sábado pasado en el Winter Nationals, certamen que se llevó a cabo en Phoenix, Estados Unidos, sin duda alteró sus planes.

Así que hoy, en lugar de acudir a las pistas a cumplir con sus habituales entrenamientos, su camino es el quirófano: será intervenido de una fractura en la clavícula que lo dejará aproximadamente dos meses por fuera de competencia, por lo que de entrada se perderá la Copa Mundo de Manchester y la válida nacional en Chía; pero confía estar listo para los Panamericanos en Argentina.

Pocas horas antes de su fortuita cita con el médico, el bicicrosista antioqueño, de 25 años de edad y novio de la nadadora Carolina Colorado, habló así para El Espectador:

Hincha de Atlético Nacional, graduado de ingeniería administrativa y actualmente en especialización de gerencia deportiva, Carlos Mario Oquendo aprovechará sus días de incapacidad para estar con su familia y su novia (“aún no suenan campanas de boda”, dice) e ir a cine, uno de sus pasatiempos favoritos.

 ¿Cómo fue la caída en Estados Unidos?

Fue en la primera eliminatoria: traté de sobrepasar a un deportista, y efectivamente lo adelanté, pero me bajé muy rápido y le pegué a un morro y caí sobre el peralte. Lo grave fue que caí en el hombro y de una sentí que me había fracturado. Fue un momento muy triste, porque era el inicio internacional de mi temporada, pero tengo que aceptarlo de la mejor forma.

¿Entonces tendrá una cita ineludible con el quirófano?

Lamentablemente sí. Me van a poner una platina, porque el hombro se me movió, pero eso me va a ayudar en la recuperación. A los tres días ya puedo estar montando en bicicleta y ejercitándome. La incapacidad en sí será de competencia, mas no de entrenamiento.

¿Es inevitable que el ánimo se baje tras una fractura?

Para mí es importante el hecho de que pueda seguir entrenando, haciendo simulador y gimnasio. Digamos que eso afecta, pero uno con los años aprende a manejar esas situaciones. Ya en otra oportunidad, tras una lesión de la mano izquierda, estuve seis meses por fuera de las pistas.

El 10 de agosto de 2012, cuando ganó la medalla de bronce en los Olímpicos de Londres, ¿cambió su vida?

Sin duda alguna, especialmente en el tema social. La gente me reconoce en la calle, me saluda y me pregunta cosas. Eso me ha parecido una experiencia muy bacana, aunque al comienzo no fue fácil y hasta incómodo, porque no estaba acostumbrado a ese reconocimiento, pero sí me gusta y me motiva para seguir consiguiendo grandes cosas en el deporte.

¿Cree que el hecho de ganar ocho medallas en los Olímpicos de Londres le genera más responsabilidad al país para la próxima edición en Río de Janeiro?

Pues lo que yo pienso es que la responsabilidad es de cada uno, de su compromiso con el trabajo, con el entrenamiento, y su deseo de hacer las cosas bien.

A sus 25 años, ¿cuál es el mayor desafío como deportista?

Sin duda, el mayor objetivo como atleta olímpico es ganar la medalla de oro en Río de Janeiro, y para ello no sólo ya empecé a mentalizarme sino a trabajar.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio