Andy Murray cayó en la primera ronda del Masters 1.000 de Roma

El británico, que no ha podido ganar más de tres partidos consecutivos en sus precedentes torneos en tierra batida (Montecarlo, Barcelona y Madrid), presenta un balance desolador a menos de dos semanas del Roland Garros.

AFP

El número 1 del mundo, el británico Andy Murray, perdió este martes en su primer partido en el Masters 1000 de Roma, prueba en la que defendía título, ante el italiano Fabio Fognini por 6-2 y 6-4.

El británico, que no había ganado más de tres partidos consecutivos en sus precedentes torneos en tierra batida (Montecarlo, Barcelona y Madrid), presenta un balance desolador a menos de dos semanas de la gran cita anual en esta superficie, Roland Garros (del 28 de mayo al 11 de junio).

Falto de potencia en sus golpes, lento en sus desplazamientos, poco agresivo, el escocés sufrió el ímpetu de Fognini, que la semana pasada ya había puesto en dificultades al español Rafael Nadal, un especialista de la arcilla, en esta misma ronda en Madrid.

Murray parece seguir sin poder digerir su fabuloso final de temporada en 2016, que le llevó a arrebatar el número 1 mundial al serbio Novak Djokovic.

En 2017, Murray solo ha logrado un título, en Dubái a principios de marzo, y desde entonces encadena los malos resultados. La de Roma es su segunda eliminación en su debut tras la sufrida en Indian Wells.

Bajo la mirada de la estrella de la Roma Francesco Totti y con un público entregado a Fognini, Murray perdió sus dos primeros servicios y se colocó 4-0 abajo en el primer set, una situación que ya no pudo voltear.

En la segunda manga, el italiano volvió a romper dos veces el servicio de un desconocido Murray y se colocó con 5-1 a favor. Murray trató de reeaccionar y borró uno de los 'breaks', pero apenas pudo hacer nada más.

En el resto de la jornada, el serbio Novak Djokovic, número 2 mundial, debutó con un triunfo ante el británico Aljaz Bedene (N.55), por 7-6 (7/2) y 6-2.

El exnúmero 1 mundial, que conquistó Roma en cuatro ocasiones, firmó su tercer triunfo sobre Bedene, que forzó el 'tie-break' en el primer set, pero que ya no fue capaz de aguantar el ritmo del serbio tras perder la primera manga.

Es el primer partido de Djokovic tras su derrota en la semifinal de Madrid del pasado sábado ante Rafael Nadal, un rival al que había derrotado en once de sus últimos doce enfrentamientos, antes de perder en la capital de España por 6-2 y 6-4.

El torneo de Roma es el último Masters 1000 antes de Roland Garros, se disputa sobre tierra batida y reparte 4.835.000 euros en premios en su cuadro masculino.