Publicidad
Tenis 25 Ene 2013 - 10:50 pm

Disputarán el título de Australia en la madrugada del domingo

Djokovic y Murray: una nueva rivalidad

Esta final confirma que el tenis vive un cambio de era y de jerarquía, con una nueva batalla que parece querer relevar a la de Roger Federer y el español Rafael Nadal.

Por: Redacción Deportes
  • 34Compartido
    http://www.elespectador.com/deportes/tenis/djokovic-y-murray-una-nueva-rivalidad-articulo-399242
    http://tinyurl.com/bhyzvq3
  • 0
insertar
El británico eliminó ayer al segundo favorito, el suizo Roger Federer. / AFP

“Siempre creí en la victoria, sólo tenía que pensar en mí mismo e intentar creer en mí mismo, y hacerlo de nuevo, una y otra vez”. Con estas palabras, el británico Andy Murray resumió la que fue ayer la gran sorpresa en el Abierto de Australia: su victoria en la segunda semifinal sobre el número dos del mundo y ganador de 17 torneos de Grand Slam, en cinco sets por 6-4, 6-7, 6-3, 6-7 y 6-2.

“Estoy contento, ha sido un partido muy duro, con muchos altibajos, y para mí ha sido muy bueno volver tras perder el cuarto set”, añadió Murray, quien en la madrugada del domingo (3:30 a.m. por ESPN) jugará la final contra el serbio Novak Djokovic, rey del escalafón mundial, quien el jueves ya se había clasificado al derrotar al español David Ferrer.

Murray, tercer jugador de la ATP, disputará su sexta final de un torneo de Grand Slam e intentará obtener su segundo título mayor, tras ganar el pasado Abierto de Estados Unidos, sin contar la medalla de oro lograda en los pasados Juegos Olímpicos de Londres 2012.

La repetición de la final entre Murray y Djokovic en un Grand Slam, luego del Abierto de Estados Unidos, tiende a confirmar que el tenis vive un cambio de era y de jerarquía con la aparición de una nueva rivalidad, que parece relevar a la de Roger Federer y el español Rafael Nadal.

Murray, que lleva una seguidilla de 13 victorias en partidos de Grand Slam, entre el Abierto de Australia y el de EE.UU., registró así la primera en un torneo grande contra Federer en cuatro partidos. El escocés ratificó que es otro jugador desde que ganó el primero de ellos. “Era conocido por haber perdido algunos grandes partidos en el pasado. Haber ganado un gran título y haber batido a Roger Federer en la final de los Juegos Olímpicos”, dijo Murray a AFP.

Con más confianza, más estable, más fuerte que en el pasado, el británico desafiará a Djokovic, que lidera 10-7 las confrontaciones entre ambos. “He escuchado que Novak jugó muy bien en semifinales. Sé que en esta pista juega su mejor tenis, que ya ha ganado tres veces aquí. Tendré que hacer un partido increíble”, reflexionó Murray.

Djokovic, entre tanto, llegó a su cuarta final en el Abierto de Australia. Ha ganado, hasta ahora, las tres finales a las que ha llegado (2008, 2011 y 2012) y, de vencer el domingo, se convertiría en el primer jugador, desde la era Open, que logra imponerse tres veces consecutivas en el primer Grand Slam del año. Además, el serbio alcanzó su undécima final consecutiva en un torneo grande.

“No me daría a mí mismo el papel de favorito, pero estoy listo para jugar”, dijo Djokovic, mientras que el eliminado Federer le apostó a él para el título: “Desde luego, Novak es el favorito, incluso recordando que Andy lo venció en el Abierto de Estados Unidos. Será un duro partido, pero hay una pequeña ventaja para Novak, por los dos días de descanso que tuvo”. Murray cerró así sus posibilidades de título, al señalar que “estoy preparado para el dolor, espero que sea un encuentro durísimo porque eso significará que va a ser bueno”.

Relacionados

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Salud Sep 26 - 2:15 pm

    Jugos que no son jugos

    Jugos que no son jugos
  • Con hongos cultivados devuelven color a ríos contaminados de Colombia
0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio