Las estadounidenses Keys y Stephens disputarán final femenina del US Open

Era la primera vez desde 1981 que todas las semifinalistas son del país anfitrión. Y también sera la primera vez en 15 años que juegan un partido por el titulo dos jugadoras locales.

AFP

Las estadounidenses Sloane Stephens y Madison Keys, marginadas del tenis hace tres meses por lesiones graves, avanzaron a su primera final de Gran Slam en el Abierto de Estados Unidos al ganar este jueves sus partidos de semifinales frente a Venus Williams y CoCo Vendeweghe.

Stephens, de 24 años y número 83 del ránking mundial, sorprendió a la veterana Williams al derrotarla por 6-1, 0-6, 7-5 y conseguir el primer boleto de su carrera a una final de Gran Slam.

Keys, de 22 años y 16ª sembrada, derrotó en dos sets de 6-1, 6-2 a su compatriota CoCo Vandeweghe para acceder a su primera final de un Gran Slam, superando su mejor resultado en torneos élite, que fue la semifinal del Abierto de Australia de 2015.

Fue la primera vez desde 1981 que todas las semifinalistas son estadounidenses. Y también la primera vez en 15 años juegan una final mujeres del país anfitrión.

La última ocasión en que dos jugadoras locales disputaron la corona en Flushing Meadows fue en 2002, cuando Venus perdió con su hermana menor Serena en dos sets.

Tanto Stephens como Keys dejaron por el camino a varias favoritas.

Un gran logro para dos chicas que hasta hace unos meses no sabían si podrían jugar el US Open.

Se terminó el reinado de Venus Williams

Venus Williams, siete veces campeona del Gran Slam y dos del US Open (2000 y 2001), buscaba convertirse con 37 años en la finalista femenina más veterana de la historia del Abierto estadounidense.

Pero enfrente tuvo a una oponente 13 años más joven que mostró nervios de acero para darle vuelta al partido luego de ser barrida por completo de la cancha en el segundo set.

"No tengo palabras para describir lo que estoy sintiendo, lo que tomó para llegar aquí, el viaje que he estado", dijo Stephens.

Una Venus imprecisa cedió el primer parcial en solo 23 minutos, tras cometer 17 de los 51 errores no forzados que tuvo en todo el partido.

"Al final ella ganó más puntos claves que yo y eso es lo que sumó. Hice tantos errores al final. Yo no estaba jugando bien, simplemente no estaba jugando bien", concluyó Venus Williams.

Williams regresará a los cinco primeros en la clasificación mundial del lunes por primera vez desde 2011, año en el que fue diagnosticada con Síndrome de Sjogren. 

Stephens, que venció a Williams en la primera ronda del Abierto de Francia de 2015 en su única reunión previa, saltará al top 25 del mundo la próxima semana.