El 78 % de la carne importada viene de Estados Unidos