Fenalco advierte sobre falta de capacitación a los tenderos

El monotributo, en vigencia

Para negocios con ingresos anuales entre $44’602.600 y $111’506.500 y que desarrollen su actividad en un establecimiento con área inferior a 50 m2.

Con el monotributo, el Gobierno busca formalizar a pequeños negocios.Archivo.

El monotributo, tema discutido durante el estudio de la reforma tributaria que levantó tanta ampolla, fue reglamentado por el Gobierno con la expedición del decreto 738 de 2017 para impulsar la formalización y facilitar el cumplimiento de las obligaciones tributarias para los tenderos del país y pequeños propietarios de todo tipo de negocios.

Este tributo “está dirigido a las personas naturales que se dediquen al comercio al por menor o a la actividad de peluquería, que tengan ingresos brutos anuales entre $44’602.600 y $111’506.500 y que desarrollen su actividad en un establecimiento con área inferior o igual a 50 metros cuadrados”, señala el Ministerio de Hacienda en un comunicado. El director de la DIAN, Santiago Rojas, explicó que con este impuesto no se amplía la base tributaria. “El monotributo ya está en vigencia y va a aplicarse para los próximos años. Este año vamos a hacer un piloto para declaración del próximo año”, dijo Rojas.

El presidente de Fenalco, Guillermo Botero, destacó los beneficios del impuesto: “Prácticamente integra en una sola operación renta, IVA y fondo de pensiones, entre otros. Es una sola operación que permite que los tenderos y el pequeño comercio lleguen a la formalidad”. Sin embargo, el dirigente gremial alertó que hace falta difusión y capacitación a los tenderos, pues “únicamente capacitándolos y mostrándoles los beneficios es como estas personas se van a vincular a ese programa que les da la ley”. Señaló que a través de Fenaltiendas capacitan no más de 10.000 tenderos por año y estimó que el universo de pequeños negocios es superior a los 500.000.

Botero insistió en que los impuestos tienen que tener un carácter universal, que quienes menos tienen paguen poco y quienes más tengan paguen bastante, y aprovechó para advertir que el consumo interno está muy golpeado y seguramente el comercio va a arrastrar el PIB del primer trimestre hacia abajo.

El presidente de Colpensiones, Mauricio Olivera, explicó que el monotributo permite acceder a los BEP (beneficios económicos periódicos) y busca enfrentar uno de los retos más grandes del país: que muy pocas personas se pensionan. “Con los BEP se ahorra lo que se pueda en el momento que se quiera, para tener un ingreso durante la vejez”.

“Sobre ese ahorro en BEP, el Gobierno da un 20 % adicional. Eso no lo da una tasa de interés en el mercado”, además ofrece un seguro de vida, exequial y contra accidentes, para lo cual asegura 10 veces lo ahorrado el año inmediatamente anterior, explicó Olivera.

Rojas indicó que el monotributo es una alternativa para los comerciantes, con beneficios, no sólo para formalizarse, sino para tener beneficios para la vejez, de seguros. “Al final termina ayudando al comerciante”, dijo.

Temas relacionados