La licitación fue criticada por otros programadores

La lupa puesta sobre el Canal 1

La nueva programación del concesionario sale al aire este lunes. Felipe Boshell, su presidente, da su opinión sobre la controversia que generó el proceso y, entre otras cosas, habla de la estrategia digital de esta cadena televisiva.

Plural Comunicaciones empezó a programar el Canal 1 el 1° de mayo pasado. / iStock

A partir de hoy, muchos ojos estarán puestos sobre el Canal 1. Primero, porque desde mayo pasado el nuevo concesionario de la parrilla televisiva, llamado Plural Comunicaciones, tomó las riendas de la cadena y su propuesta de contenidos sale al aire este lunes. También, la lupa estará puesta sobre dicha programación, pues la adjudicación de esos espacios de televisión fue el resultado de una licitación que no estuvo exenta de críticas y que culminó en noviembre de 2016.

Desde el principio, que la posibilidad de concesionar el canal en bloque, y no en espacios de 25 %, se estableciera en el Plan Nacional de Desarrollo fue motivo de reproche, pues se creía que era un mico y un tercer canal que entraría a competir “por la puerta de atrás”, algo que el ministro TIC del momento, Diego Molano, desmintió. La idea ha sido que el tercer canal privado se entregue a través de otro proceso, que el actual jefe de la cartera, David Luna, intentó sacar adelante a partir de mayo del año pasado.

Detractores como el excomisionado de televisión y abogado de Jorge Barón, Eduardo Noriega, afirman que la licitación del Canal 1 se hizo con una ecuación en la que en efecto entraba un tercer canal privado en el mercado, pero el Consejo de Estado frenó el proceso y su futuro aún es incierto. Al no tener ese factor, ha sostenido Noriega, el valor de la concesión no estuvo bien estimado y podría haber, incluso, un detrimento patrimonial. El día de la audiencia de adjudicación, la Junta Nacional de Televisión desestimó ese argumento, debido a que el tercer canal está pensado para 2019 y, por lo tanto, aún hay tiempo para sacar adelante ese proceso.

Programar, compañía que asimismo criticó la selección, también sigue en la pelea jurídica. Por su parte, con respecto a los estudios en los que la licitación se basó, la Contraloría General de la República advirtió este año de cuatro hallazgos con presunta incidencia disciplinaria y dos con posible carácter penal, luego de una denuncia sobre que la Autoridad Nacional de Televisión suscribió dos contratos con la Universidad Nacional con similar objeto y valor y mismo personal.

Luego de toda la serie de argumentos y contraargumentos, Plural, una nueva empresa que tiene como socios a CM&, NTC (Noticias Uno), RTI y Hemisphere Media, salió victoriosa y es, por 10 años, la encargada de programar el Canal 1. En diálogo con este diario, Felipe Boshell, presidente de la cadena, contó detalles sobre el nuevo contenido, su posición frente a las discrepancias que existen con otros jugadores del mercado y un poco de la estrategia digital, en tiempos en los que apostar por la televisión tradicional puede ser riesgoso.

¿Qué trae de nuevo el Canal 1?

Buscamos refrescar la pantalla con productos y una estructura de programación novedosos. Tenemos concursos, magazines y entretenimiento en directo. Habrá lucha libre americana los fines de semana, entre otros formatos. Presentaremos programación diferente teniendo en cuenta que Caracol y RCN se han acostumbrado a programar de manera espejo: cada uno tiene al tiempo una novela, un noticiero o un reality. Traeremos productos diferentes a esas horas para que los colombianos tengan una alternativa.

¿Cuánto invertirán al año?

Este es un proyecto que nace de cero. La concesión por diez años fue una inversión de $114.000 millones o un poco más contando intereses y demás. Estamos haciendo una inversión en programación e infraestructura, de más de $90.000 millones en esta primera etapa. El año entrante tendremos otra porción importante en programación.

¿Esos $114.000 millones ya entraron al Estado?

Se pagan en ocho cuotas bimestrales. A hoy hemos pagado dos cuotas.

¿Cuántos empleados tienen?

En cuatro meses que llevo en el cargo, sumamos cerca de 100 empleados, sin contar todos los empleos que se están generando con las diferentes productoras que trabajan con nosotros. Esperamos llegar a unos 150 empleados.

¿Qué meta de cuota de pantalla tienen?

El Canal 1, que se programaba entre cuatro concesionarios por aparte, sin una estrategia (integral) de canal, venía con 3 % en la televisión abierta nacional. En prime entre 7 y 8 %, con los noticieros que son muy reconocidos. Se seguirán viendo las dos marcas de noticias. Las vamos a mantener por la cercanía y el respeto que tienen en Colombia. Con esta nueva propuesta esperamos superar mucho esa cifra. Aún es muy pronto, pero queremos ser un jugador importante a nivel nacional.

Por norma, el programador no puede ser extranjero en más de 40 %. ¿En qué nivel están ustedes?

La norma no es solo para esta licitación, sino para cualquier inversión en televisión en Colombia. Hemisphere Media Group, el socio extranjero, tiene el 40 % de la compañía y el resto, los socios nacionales.

También tienen que cumplir con mínimos de programación de origen nacional. ¿En qué proporción están?

En prime ofertamos un nivel superior al mínimo exigido (70 %): tendremos el 83 %. En las demás franjas, estamos en lo establecido por la ley, que es 50 % y 50 %, dependiendo de la franja con otros ajustes.

Aún hay asuntos pendientes, como si existirá un tercer canal privado, lo cual está en manos del Consejo de Estado. ¿Tienen preocupaciones de seguridad jurídica por las implicaciones que próximas decisiones en ese sentido puedan tener?

La licitación fue transparente, todo está en orden y ya somos el concesionario por diez años. Tenemos eso supremamente claro.

Hubo programadores insatisfechos con el resultado de la licitación. ¿Les genera intranquilidad las acciones que aún puedan emprender?

Confiamos en que todo el proceso fue transparente, pagamos un valor superior al mínimo establecido, nos comprometimos con un porcentaje también superior al mínimo establecido y todo el proceso de licitación transcurrió dentro de las normas legales.

El proceso no concluyó en los mejores términos con otros programadores. ¿Cómo siente el ambiente con esos otros jugadores del sector?

Plural Comunicaciones se constituyó a finales del año pasado. Somos una compañía nueva. Este adjudicatario nuevo no tiene nada que ver con el pasado.

¿Cuál será su estrategia en digital, en tiempos en los que las OTT (como Netflix) están mandando la parada?

Iniciar un canal lineal hoy es un reto. Tenemos una plataforma digital para competir y tener nuestros productos disponibles en diferentes espacios y horarios. Estamos diseñando proyectos para la estrategia digital y con todo nuestro talento, que tienen muchos seguidores en redes sociales.

¿Van a lanzar una OTT?

En una primera instancia no como tal porque no hay el volumen todavía, pero en nuestra línea y plan de negocio está el desarrollo de toda una estrategia digital que complemente los contenidos que tenemos en la pantalla.

Un ejemplo.

Hay dos caminos. Uno es hacer extensiones del contenido de la pantalla a lo digital. El otro es hacer contenido netamente digital. Puede haber cápsulas de comedia o de ficción en digital que las pone a vivir en horarios diferentes y se apoya en lo lineal. O el famoso “1-2-3” (confidenciales del noticiero) puede tener un cuarto y quinto en digital.

¿En cuánto tiempo estará eso listo?

Algunas cosas, muy pronto. Estamos lanzando y ajustando contenidos. En el siguiente trimestre esperamos tener algo para el tema digital. Hoy tenemos interacción con los televidentes, la página web y las redes sociales. Algunos programas que van en directo tendrán sus previos en digital para que los televidentes vean cómo los estamos preparando.

El Espectador forma parte del mismo grupo de medios al que pertenece Caracol Televisión.

Felipe Boshell, presidente del Canal 1. / Cortesía.