Mineros desmienten injerencia del Clan del Golfo en paro de Segovia y Remedios

Según la Gran Colombia Gold, la protesta está siendo apoyada por esta organización criminal, hipótesis que ya había propuesto MinDefensa.

Cortesía

Con más de 20 días de duración, al menos un muerto y casi tres decenas de heridos, el paro minero en Segovia y Remedios (Antioquia) parece complicarse aún más. Este viernes, la empresa Gran Colombia Gold aseguró que “el paro minero, convocado y liderado por la Mesa Minera de Segovia y Remedios, está siendo apoyado por las Autodefensas Gaitanistas de Colombia”.

Las declaraciones de la empresa llegan dos días después de que Luis Carlos Villegas, ministro de Defensa, dijera en RCN Radio que “hay indicios que nos muestran que el ‘Clan del Golfo’ tiene incidencia en los eventos de Segovia”. Clan del Golfo es otra denominación de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia. (Lea "Minería ilegal, ¿con los días contados?")

Para Eliober Castañeda, uno de los líderes mineros de la protesta, “esta información es absolutamente falsa. Siempre lo hemos dicho: nuestra manifestación es pacífica. Estamos cansados de la violencia y tenemos muy claro que los hechos violentos no ayudan a la solución de la problemática minera”.

Según Lombardo Paredes Arenas, presidente de la compañía, “nuestra operación se encuentra semiparalizada. La producción se ha reducido a 200 toneladas por día. De los 1.500 empleados que laboran en la compañía, hoy se presentaron a trabajar solo 570. Con la medida de suspensión de los contratos laborales que tuvo que tomar la empresa a raíz de esta crisis, se afectan 700 colaboradores”.

Esta medida fue tomada por la compañía en días pasados, al final de una reunión con los líderes del paro, que contó con participación del Gobierno, en la que no se pudo llegar a un acuerdo para levantar el paro. Durante este encuentro, los mineros presentaron 15 peticiones a las autoridades, entre ellas la flexibilización de la normatividad para la explotación minera.

De acuerdo con Carlos Andrés Cante, viceministro de Minas, desde 2011 se ha acompañado al gobierno departamental en la legalización de los mineros informales, con la formalización de 36 unidades de producción minera a través de contratos en los que cerca de 2.500 mineros se han beneficiado. (Lea "“No estamos dispuestos a negociar la legalidad”: viceministro de Minas")

Para Castañeda, las declaraciones de la compañía son “una estrategia para dilatar las negociaciones. Nosotros estamos dispuestos a dialogar y lo que queremos es que la empresa no utilice su posición en los medios para difundir falsedades. Vemos cómo hay un interés por seguir criminalizando a los miembros de la mesa minera. No se pueden asociar actos delictivos con la protesta de toda una comunidad”.

Y agregó: “Acá no le prestamos atención a este tipo de falsedades. Lo que queremos decirle a la multinacional y al Gobierno es que nuestras puertas siempre han estado, y seguirán estando, abiertas para sentarnos al diálogo. Nuestro llamado es a la cordura y a la negociación”.