Un cambio de discurso en el negocio pensional

Protección a la vejez es una prioridad de fondos de pensiones

El gremio que reúne a empresas privadas del sector, Asofondos, propone una reforma laboral que ataque la informalidad en materia de empleo y que fortalezca el régimen de prima media administrado por Colpensiones.

Se debe crear un esquema de pilares que contemple subsidios para las personas de menores ingresos. / Archivo.

Los fondos privados de pensiones dieron un giro de 180 grados a su discurso anual sobre el sistema pensional actual. Ya no solicitan acabar con el régimen público para quedarse solos en el mercado, ni insisten en la reforma pensional, sino que proponen una actualización de las normas laborales donde la protección a la vejez sea el tema de discusión de ahora en adelante.

En la instalación del décimo congreso de Asofondos, el presidente del consejo directivo de este gremio, Miguel Largacha, indicó que en el país se hace urgente una reforma laboral antes que una pensional y que los dos regímenes pensionales deben coexistir en el mercado para que sean, antes que competencia, complementarios. Hoy se hace importante reducir los costos laborales y acelerar los procesos para ganar productividad.

Largacha señaló que se requiere trabajar en la creación de un esquema de pilares que contemple subsidios para las personas de menores ingresos. Es decir, que se vayan debilitando las ayudas para las pensiones de quienes tienen más capacidad de ahorro, propuesta en la que coincide con el presidente de Colpensiones, Mauricio Olivera. En este evento, analistas del sector y empresarios del sistema privado de pensiones han insistido en que el país debe hacer un mayor esfuerzo para darles protección a los adultos mayores y proponen revisar el modelo de rentas vitalicias, agilizar los bonos pensionales y que los propios afiliados estén pendientes de la actualización de su historia laboral.

El directivo de Asofondos insiste en que una reforma pensional deberá estar complementada por una laboral que promueva la formalización del trabajo. “Se hace necesario continuar reduciendo los costos laborales y robustecer la cobertura y la calidad de la educación, especialmente la superior, que resulta ser una de las variables más relevantes para lograr este objetivo, generando un incremento en la productividad laboral”, dice. Para el dirigente gremial es primordial que el próximo gobierno priorice en su agenda una reforma integral del sistema de protección a la vejez.

Alain Foucrier, presidente de Colfondos, informó que los traslados de los fondos privados a Colpensiones han descendido en total 30 % y señaló que en 2015 se pasaron 160.000 personas y el año pasado fueron 140.000. En línea con Asofondos, dijo que se requiere una reforma pensional y laboral y admitió que es importante que los dos regímenes convivan y se complementen. Sin embargo, considera que la insostenibilidad del régimen público de pensiones se hace más dramática con la volatilidad laboral. “Con la informalidad que hay en el país, sólo uno de cada tres trabajadores cotiza para su pensión. Eso genera que no haya manera de poderse pensionar con sus ahorros. Pensamos que debe haber algún subsidio para los menos favorecidos, que debe estar en el régimen de prima media”, dijo el presidente de Colfondos.

Pese a que el panorama pensional en el país es complicado, hay cifras que se salen de este contexto. La superintendente financiera (e), Luz Ángela Barahona, dijo que se espera que al menos 1,5 millones de personas soliciten a las administradoras de pensiones el otorgamiento de su pensión y que en los siguientes 10 años ese número llegará a los 3,5 millones, “de esta forma, las administradoras del sistema deben prepararse para la llegada a la edad de pensión de esta nueva generación de afiliados que demandarán altos niveles de asesoría”. La funcionaria también admitió que la actualización de historias laborales y la liquidación de bonos pensionales “permanecen como las razones más importantes en la demora del otorgamiento de pensiones”.

Tareas con el Gobierno

Asofondos le propone al Gobierno trabajar en varios temas relacionados con el régimen de ahorro individual que manejan los fondos privados. Debe buscarse soluciones a problemas identificados, como el manejo de conflictos de beneficiarios, la firmeza de las historias laborales y los riesgos jurídicos; debe ampliarse el acceso al fondo de garantía de pensión mínima para los pensionados en el sistema privado, y debe avanzarse en la dirección de permitir que el saldo de pensión mínima sea definido por valores de mercado y no por valores predeterminados que no incorporan la realidad financiera y actuarial de las mesadas pensionales.

El gremio propone igualmente la reglamentación de la Ley del Plan, con el objeto de que los afiliados más jóvenes hagan sus aportes y trasladen sus ahorros, por defecto, al fondo de mayor riesgo, y que los subsidios por incapacidad, a cargo del sistema pensional, tengan un límite temporal que permita operar adecuadamente el seguro previsional.

Temas relacionados