Se expandió 1,3 % en este lapso

Tibio crecimiento de la economía colombiana en segundo trimestre de 2017

Durante este período, el Producto Interno Bruto creció por el dinamismo que mostraron el sector agropecuario y los establecimientos financieros, aunque preocupa la caída de la industria y la minería.

El sector agropecuario contribuyó al crecimiento del PIB.Bloomberg

La economía colombiana creció 1,3 % en el segundo trimestre de este año, levemente por encima de lo esperado, debido a que el agro y los establecimientos financieros compensaron el retroceso que mostraron la industria y la explotación de minas. El Producto Interno Bruto del semestre, de 1,2 %, estuvo en línea con lo esperado por los analistas del mercado financiero. (Lea "Producción industrial cayó 1,9 % en junio")

La expansión del PIB de 1,3 % del segundo trimestre de 2017 estuvo muy cerca del 1,2 % revisado al alza de los primeros tres meses del año, pero muy lejano del 2,5 % del crecimiento registrado en el segundo trimestre del año pasado.

Este es el peor semestre (1,2 %) desde 2009, año de la crisis financiera mundial. “Durante el primer semestre de 2017, la economía colombiana experimentó un crecimiento de apenas 1,2 %, uno de los registros más bajos en lo que va del presente siglo”, dijo Juan Pablo Espinosa, gerente de investigaciones económicas del grupo Bancolombia.

Mauricio Perfetti, director del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), indicó que, en este segundo trimestre, siete de las nueve ramas mostraron resultados positivos y tres de ellas estuvieron por encima del 1,3 %: agro, establecimientos financieros y servicios sociales. El funcionario también señaló que la industria manufacturera cayó 3,3 %, y minas y canteras, 6 %. En el segundo trimestre de 2017, la economía colombiana aumentó su valor al situarse en $137,1 billones. Un año atrás fue de $135,4 billones.

El crecimiento del primer trimestre fue revisado al alza, pasando de 1,1 % a 1,2 %, “después de revisiones del sector público”, indicó el director del DANE.

El resultado del segundo trimestre prende ciertas alertas, si se suma a lo que está pasando con la industria manufacturera, que aún tiene pobres comportamientos. (Lea "El decreto con el que los textiles colombianos esperan repuntar")

“El crecimiento económico del segundo trimestre evidencia los bajos niveles de expansión de la economía. En esta ocasión, el sector minero y la industria jalonaron el PIB a la baja, mientras que el sector financiero y el de servicios sociales continúan contribuyendo de manera positiva”, comentó Ángela González, economista del banco Itaú Colombia.

Analistas como Daniel Velandia, director de investigaciones económicas de Credicorp Capital, destacan el comportamiento en relación con consumo público. Esto confirma una intuición popular en cuanto a que este año “será de gasto público, por ser un año preelectoral”.

Velandia comentó que el primer semestre “estuvo enmarcado en un incremento de impuestos al consumo, que no se veía desde hace muchos años”. La última vez que el IVA subió fue en 1996 y, por lo tanto, “hay que considerar que ese crecimiento del IVA tuvo claramente un impacto muy negativo”.

Sin embargo, en su opinión, los datos reafirman que lo peor quedó atrás, “que el primer semestre era malo y que en la medida en que vaya pasando el año vamos mejorando significativamente”.

Por su parte, Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda, había anticipado que el crecimiento de la economía del segundo trimestre sería de 1,3 %. En esa línea indicó que espera un tercer trimestre creciendo 2,4 %; para el cuarto espera 2,8 % y se reafirma en que, para finales de este año, la expansión del PIB será de 2,0 %.

Dijo que el resultado del segundo trimestre es mejor de lo que estaban esperando los analistas. “Somos conscientes (de) que tenemos mucho que hacer para que 2017 sea un período de crecimiento de la economía colombiana del 2 %”.

Espinosa, de investigaciones de Bancolombia, consideró que el resultado del PIB del primer semestre “fue la combinación de factores como el bajo nivel de confianza, las condiciones financieras contractivas, el bajo ritmo de creación de empleo y, en especial, el efecto negativo que en el corto plazo produjo la reforma tributaria sobre los agentes locales”.

Por su parte, Ángela González, de Itaú, aseguró que “hacia adelante, estimamos que en la segunda mitad de 2017 la economía se recupere levemente, alcanzando un crecimiento total de 1,6 % en todo el año”.

“Mantenemos nuestro pronóstico de crecimiento para todo 2017 en 1,7 %”, reitera Espinosa.