Una aplicación contra la informalidad laboral

En cinco años el emprendimiento colombiano busca formalizar unos 200.000 trabajadores domésticos, entre ellos empleadas y conductores.

Camilo Méndez, gerente general de Symplifica.Cortesía

Cuando Camilo Méndez volvió a Colombia y decidió contratar una empleada doméstica para el cuidado de su nueva casa, se dio cuenta de la cantidad de trámites y diligencias que debía hacer si quería cumplir con todas las obligaciones que establece la ley.
Descubrió, además, que la mayoría de niñeras, conductores, jardineros, mayordomos, enfermeras y empleadas del servicio contratados por personas naturales trabajan en la informalidad. “El porcentaje de empleados domésticos que cotiza para pensión, está afiliado a la seguridad social y tiene servicios de riesgos laborales es muy bajo”, asegura Méndez cuando se refiere a uno de los motivos que lo llevó a crear Symplifica, una plataforma online que se dedica a hacerle la vida más fácil al empleador y a velar por los derechos del empleado.

El objetivo de la empresa, que salió al mercado en octubre del año pasado y que recibió una inversión de $1.800 millones por parte de InQlabl* , incubadora de negocios, es reducir los altos índices de informalidad laboral que afectan la calidad de vida de los trabajadores en el país y hacerlo a través de una sencilla aplicación móvil.

Las cifras del Ministerio de Trabajo parecen darle la razón. Según la entidad, hay más de 750.000 empleados domésticos y en 2015 sólo 106.000 cumplían con todos los requisitos de formalización necesarios. Esos datos, precisamente, fueron claves para que InQlab apoyara la idea que tuvo Méndez al regresar al país.

Ciertamente, además del gran público al que Symplifica podría atender, los servicios que presta no son lujos sino necesidades. “Todas las personas naturales que quieran contratar a un empleado doméstico de acuerdo con la ley tienen que ir a una papelería, comprar un formato de contratación, afiliar al empleado a seguridad social, calcular cuánto debe aportar, descontarle el porcentaje asignado, generar comprobantes de pago, pagar las cesantías, pagar las primas, calcular la liquidación, estar pendiente de las incapacidades, de las vacaciones y una cantidad de vueltas que Symplifica puede hacer mucho más fácil desde el computador o el celular”.

Otro de los propósitos de la aplicación es blindar al empleador contra posibles sanciones, multas y demandas que podrían poner los empleados si se les incumple, por ignorancia, descuido o mala fe, alguno de sus derechos. “Si a usted se le olvida y no paga las cesantías de la señora que ayuda en la casa durante un año, podrá recibir una multa de $8 millones aproximadamente. Si incumple con otros requisitos, las sanciones pueden alcanzar los $200 millones”, asegura Méndez.

En este momento, Symplifica tiene más de 500 empleados domésticos suscritos en la plataforma, al final del año espera llegar a 5.000 y en cinco años aspira a tener 200.000. La segunda fase del proyecto, que comienza a mitad de 2017, es rediseñar la plataforma para atender las necesidades de formalización laboral de las microempresas. En este punto el negocio adquiere una magnitud incalculable. Según datos de Acopi, en Colombia hay 2,3 millones de pymes, las cuales representan cerca de 94 % del tejido empresarial, aportan 67 % del empleo y generan 30 % del PIB.

*Hace parte del mismo grupo empresarial dueño de El Espectador.