Volkswagen promete versión eléctrica de 300 modelos en 2030

La empresa prometió invertir 20.000 millones de euros (US$24.000 millones) para desarrollar y sacar los modelos al mercado.

Volkswagen se comprometió a destinar otros 50.000 millones de euros en las baterías necesarias para alimentar los vehículos.Bloomberg.

El máximo ejecutivo de Volkswagen AG, Matthias Mueller, anunció planes para construir versiones eléctricas de los 300 modelos incluidos en la línea del grupo en tanto el mayor fabricante de automóviles del mundo acelera el cambio de motores de combustión e intenta dejar atrás el escándalo de emisiones.

Hablando en vísperas del Salón del Automóvil de Fráncfort, el director ejecutivo expuso la enormidad de la tarea, prometiendo invertir 20.000 millones de euros (US$24.000 millones) para desarrollar y sacar los modelos al mercado para el año 2030, al tiempo que se comprometió a destinar otros 50.000 millones de euros en las baterías necesarias para alimentar los vehículos.

"Tenemos el mensaje y cumpliremos", dijo Mueller en un discurso ante cientos de invitados en el evento del fabricante de automóviles en la capital financiera alemana. "La transformación en nuestra industria es imparable. Y lideraremos esa transformación".

Recuperar terreno en los vehículos eléctricos es clave para el esfuerzo del fabricante alemán de superar la crisis de las emisiones diésel que estalló hace dos años y cumplir con las normas de emisiones más estrictas en todo el mundo. Durante el fin de semana, China se convirtió en el último país en anunciar planes para eliminar los vehículos con combustibles fósiles, siguiendo el ejemplo del Reino Unido y Francia. La medida de China, el mayor mercado de automóviles del mundo, con seguridad acelerará un cambio global a la electricidad.

Volkswagen está colocando la potencia de fuego de sus 12 marcas detrás de la iniciativa, con el objetivo de alcanzar a empresas como Tesla Inc. y transformarse en un líder de los vehículos a batería. Tesla ha comenzado a desplegar el Model 3 a un precio de US$35.000 para ampliar su atractivo y contener miles de millones de dólares en pérdidas. Dejar su nicho de lujo está poniendo a la startup de California en curso de colisión directa con fabricantes de automóviles tradicionales como VW, Toyota Motor Corp. y Nissan Motor Co. al tiempo que se prevé que la caída de los costos de las baterías volverán los vehículos eléctricos más asequibles en los próximos años.

Caída de las ventas

VW, Daimler AG y BMW AG, están acelerando los planes de vehículos eléctricos para reaccionar a la caída de las ventas de los modelos diésel en medio de las consecuencias del escándalo de VW. Con sus grandes automóviles, los fabricantes de vehículos alemanes dependen particularmente del diésel en su mercado doméstico de Europa y habían estado contando con motores eficientes en el uso del combustible para ayudar a cumplir los estándares de emisiones cada vez más estrictos.

Destacando la enormidad del cambio que está ocurriendo en el sector, Mueller dijo que VW necesitará el equivalente de al menos cuatro gigafábricas para las celdas de batería en 2025 para satisfacer su propia producción de vehículos. Con 50.000 millones de euros, el máximo ejecutivo anunció una de las mayores licitaciones en la historia de la industria para la adquisición de baterías.

"En términos financieros, somos muy robustos", dijo Mueller en una entrevista con Bloomberg. "Vamos a generar el dinero que necesitamos para hacer estas inversiones."