Publicidad
J. William Pearl 15 Abr 2013 - 7:24 pm

Postconflicto

J. William Pearl

Si el proceso de paz en Cuba avanza como está planeado y al final de año se firma un acuerdo, el gran beneficiado podría ser, más allá del gobierno y las FARC, la izquierda democrática.

Por: J. William Pearl

La posible firma del acuerdo no significaría el fin de la violencia y podría enfocar al país en un cambio de mentalidad para reducirla. Con menos violencia, el país tendrá nuevas oportunidades y los electores demandarán resultados en temas que han estado pendientes por décadas.

Los ataques a la población civil, las minas antipersonales, el reclutamiento de menores, el secuestro y los combates entre la guerrilla y el ejército, es decir, la realidad del conflicto que ha causado tanto dolor, podría ser cosa del pasado. Aún cuando no tendríamos una tranquilidad total, el fin de la guerra traería más serenidad a los colombianos.

Colombia sería un país con opciones diferentes a las de hoy. El fin del conflicto armado interno, traería confianza e inversión. Una vez la situación de seguridad se estabilice, al gastar menos dinero en lucha contrainsurgente, tendríamos más recursos para seguridad ciudadana, educación, salud y la reducción de la pobreza.

Si se llega a la firma de un acuerdo, se acaba el distractor de la guerrilla y nos veremos enfrentados a los resolver los problemas sociales de fondo que aún están pendientes.

Así, los ciudadanos demandarán resultados efectivos en temas económicos y sociales relacionados con su bienestar. También, crecerán las expectativas sobre la modernización del sector rural y el fin de la pobreza. Probablemente, los electores no reconocerían los avances del pasado en seguridad. Esto, traerá cambios de fondo en la política y especialmente en la política regional.

Adicionalmente, los partidos políticos que hacen parte de la coalición de gobierno, tendrían que reinventarse para tener legitimidad y representatividad en el postconflicto. Es en ese entorno donde la izquierda democrática tiene una oportunidad única de actuar y representar los intereses de quienes menos oportunidades tienen. Como ha sucedido en otros países de América Latina donde la izquierda ha llegado al poder (Brasil, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Argentina y Nicaragua entre otros), la agenda política se moverá de la derecha al centro y del centro a la izquierda.

Quienes no hicieron parte de los grupos ilegales, con razón, van a demandar de los gobiernos, equidad y beneficios tangibles en el postconflicto
Si los partidos que gobiernan hoy, no se adaptan a las nuevas expectativas ciudadanas y se modernizan, verían cómo el poder que hoy tienen, se diluye. Y es en ese entorno en el cual se librará la batalla política de fondo.

Una visión moderna de izquierda podría alcanzar por la vía democrática lo que no alcanzó por las armas.

  • 17
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Este jueves habrá jornada de reclutamiento en todo el país
  • "En mi nombre no, por favor"
  • Entre lágrimas se despidió David Ospina del Niza francés
17
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

SANTTAB

Mar, 04/16/2013 - 21:54
tiene una apreciación muy acertada de lo que puede llegar a ser el postconflicto, comparto su optimismo al pensar que los mas beneficiados seremos todos los colombianos.... la paz y la tranquilidad es un derecho que los insurgentes nos arrancaron.... a la expectativa estamos pues ... luego de haber un proceso de paz firmado y con todos esos recursos que usted estima quedaran disponibles para invertir en obras sociales... no resulten terminando en las arcas de los políticos corruptos que al igual que las farc también nos han desangrado el presupuesto nacional....
Opinión por:

paperez50

Mar, 04/16/2013 - 13:57
Hasta ahora hemos criticado o, los asalariados del pacifismo santista, como éste, han defendido la impunidad q se les ofrece a los narcoterroristas de las FARC-hp..., pero nadie sabe q ofrecen estos criminales a cambio, nunca han hablado de entregar armas, de entregar secuestrados, de acabar con narcocultivos, de desmovilización... Por el contrario, según la versión de estos criminales, aceptada por el idiota Enrique-JuanMa Santos, ellos no tienen nada que ver con estos crímenes, ellos son "honorables" campesinos labrando la paz santista
Opinión por:

elespectado

Mar, 04/16/2013 - 13:35
De acuerdo con amonoi. "Mi opinión respecto al tema aquí tratado, es que debemos apoyar los procesos de paz sin cuestionarle la milimetría al asunto. La ventaja de la paz es tan grande, que aún los más mezquinos intereses personalistas no son nada ante ella. Coincido con que una vez diluido el fantasma de las guerrillas, abriremos los ojos a la realidad, lo que hará que la ausencia de justicia social y bienestar ciudadano salte a la vista como asunto primordial. Será entonces el momento propicio para que la izquierda democrática, con sus propuestas, saque al país del foso, al que nos ha llevado la derecha feudal y cavernaria que todo lo permea. "
Opinión por:

evicoga

Mar, 04/16/2013 - 12:31
Tiene razón el columnista... Pero no será la izquierda tradicional Colombiana, quien tendrá la oportunidad, pues esta tan llena de vicios como la guerrilla.....Tendrá que surgir una NUEVA IZQUIERDA progresista, moderna, incluyente, y sobretodo TRANSPARENTE. Capaz de aglutinar y de controvertir civilizadamente con una DERECHA CADA VEZ MAS RETROGRADA anclada en el siglo XIX......
Opinión por:

digoall

Mar, 04/16/2013 - 10:30
Primera columna de este monigote a la que se le encuentra algo de sustancia y no precisamente por brillante sino porque el tema requiere niveles pírricos de análisis y deducción escolar. Primera vez que no está opinando de lo que no sabe sobre Medio Oriente o Rusia o todos los países a los que les ha aventurado mil deducciones políticas y sociales con análisis de ignorante bobito que kinder.
Opinión por:

Germinación

Mar, 04/16/2013 - 09:51
Un amigo profesor tiene una hija que está terminando el colegio. La niña dice que quiere estudiar literatura, razón por la cual mi amigo la pone a escribir ensayos, cuentos, o redactar pequeños escritos, además de leer los clásicos. Pues bien, me contó hace unas semanas que utiliza las "columnas" de Perlita como un ejemplo de mala redacción, mala deducción, peor análisis, mejor dicho, es un ejemplo de cómo escribiría una vaca si se le pudiera enseñar. La niña debe entregarle cada semana la crítica y corrección del vómito de Pearl. ¡Y vieran cómo ha progresado! Es que hay que hacer un esfuerzo que ni el hp, para de sacar algo en limpio a partir de esta porquería.
Opinión por:

Amonoi

Mar, 04/16/2013 - 08:43
Mi opinión respecto al tema aquí tratado, es que debemos apoyar los procesos de paz sin cuestionarle la milimetría al asunto. La ventaja de la paz es tan grande, que aún los más mezquinos intereses personalistas no son nada ante ella. Coincido con que una vez diluido el fantasma de las guerrillas, abriremos los ojos a la realidad, lo que hará que la ausencia de justicia social y bienestar ciudadano salte a la vista como asunto primordial. Será entonces el momento propicio para que la izquierda democrática, con sus propuestas, saque al país del foso, al que nos ha llevado la derecha feudal y cavernaria que todo lo permea.
Opinión por:

elespectado

Mar, 04/16/2013 - 08:12
En la izquierda, lastimosamente, no se encuentran líderes con el carisma suficiente para jalonar el voto de las grandes mayorías y los medios de comunicación masiva no están interesados en acompañar a alguien que pudiera significar un verdadero cambio en la forma como se administra nuestro Estado.
Opinión por:

Sebastián Felipe

Mar, 04/16/2013 - 03:05
[II de II] (...) de El Espectador, si ninguna de sus columnas pasa siquiera rasante (rozando) cualquier examen de periodismo (comunicación social), ni tan solo en una universidad de garaje: ¡qué mediocridad! Y marros más, muchísimos, a tutiplén (no pasé del título y las primeras siete palabras ?¡!? de la columna, no aguanté más).
Opinión por:

Sebastián Felipe

Mar, 04/16/2013 - 18:33
Un saludo, Digoall. Ciertamente, es difícil leer al columnista, quien supera en yerros a Uriel Ortiz Soto, que es mucho decir. De Sófocles, ni hablar, pues debería ser el columnista que menos errores cometiera, precisamente por su labor de gazapero oficial de El Espectador, pero no es así, es un errante impenitente.
Opinión por:

digoall

Mar, 04/16/2013 - 10:37
Adoro su obstinación, Sebastián Felipe. Muchas veces su "tarea" se siente odiosa pero comprendo bien su intención y la comparto. Por lo mismo, se le extraña en cada columna del pitecántropo Pearl y desearía siempre encontrarlo a usted aquí tanto como lo encuentro en los textos de varios columnistas. Que aquí sí que hace falta una sacudida... aunque también comprendo que pueda resultar exasperante pasar del título que, como tartamudo, el señor Pearl se obstina en dejar siempre de una sola palabra.
Opinión por:

Sebastián Felipe

Mar, 04/16/2013 - 02:23
[I de II]) 1) Debió escribir “posconflicto”, sin la “t”, que es antigualla, nada más ni nada menos que en el título (claro que no superó a Gabriel García Márquez, quien cometió varios errores (¿cuáles?) al títular una de sus obras "El coronel no tiene quien le escriba" (y en uno de esos yerros reincurrió centenares de veces en el texto, hasta el cansancio), lo que todavía no ha rectificado, acaso porque esos yerros también se le pasaron a Argos y a Fernando Garavito, ya "momias". 2…) "Si el proceso de paz en Cuba…", está pésimamente escrito y es anfibológico (¿sabe qué es esto?), rebosa, sobrepasa todos los límites de decencia en la comprensión de lectura (salvo un par de foristas despistados que descontextualizan por ahí) y en la escritura; no me explico cómo lo tolera la directiva (...)
Opinión por:

Sebastián Felipe

Mar, 04/16/2013 - 03:23
Brunoángel (así, con tilde), bienvenido a los foros de El Espectador, los mejores. No, no le asiste razón en nada de lo que dice. Además, procure no cometer, en la próxima opinión, los cinco yerros que cometió en la primera oración de su opinión. No obstante, le valido la intención de criticarme, y lo invito a seguir haciéndolo. Un abrazo. Ah, no vuelva a cometer dos errores al escribir los dos apellidos de nuestro Premio Nobel.
Opinión por:

Brunoangel

Mar, 04/16/2013 - 03:02
Por lo menos está mas claro que eso que usted trata de corregir sin exito. 1) El prefijo "post" esta igualmente permitido que el "pos" por la RAE. 2) El titulo del libro de Garcia Marquez no tiene yerros. 3) Digamos que el columnista pudo escribir: "El proceso de paz que se lleva a cabo en Cuba", pero al final el contexto nos da las luces necesarias para comprenderlo sin ambiguedades. De todas formas su apunte es tan valido como respetable.
Opinión por:

Andinista

Lun, 04/15/2013 - 23:36
Sr. Pearl. A usted ya lo utilizan en los programas universitarios de periodismo como ejemplo de cómo no se debe escribir. Lo suyo no es la escritura o el análisis. Sus columnas adolecen de errores de redacción, estilo y tienen ese tufo a columna amañada y al servicio de oscuros intereses. Que mal que El Espectador tenga en su nómina a este petimetre.
Opinión por:

LADESPLAZADA

Lun, 04/15/2013 - 22:27
Excelente artículo!...De eso se trata, de mejorar, de cambiar, de avanzar, de dejar de ser tan salvajes, tan vengativos, tan enanos mentales......Y sí, de cambiar de forma de gobierno.....VAMOS PA'LA IZQUIERDA!!...La ultraderecha, derechas y centros derechas no sirven para nada!, todos amparados en el cuento de la "Democracia" puff!...Ellos, en este momento, tienen el mundo, en un completo fracaso.
Opinión por:

uyparcero

Lun, 04/15/2013 - 20:17
Yo creo que el principal problema que tienen los campesinos es la desigualdad. En una vereda hay una persona con una finca de gran tamaño. Ese señor es quien ofrece trabajo a los vecinos, pero no todo el tiempo. En consecuencia los campesinos no tienen oportunidades mas allá de los tiempos en que se emplean, alquilando su mano de obra. Cuando no trabajan, es poco lo que le hacen a sus parcelas. La solución es hacer una campaña educativa, con proyectos reales y viables que sean rentables y le den ocasión al señor o familia para tener ingresos. Creo que hay que llegar al campo con proyectos rentables, para hombres y mujeres, por ejemplo con porcicultura, cunicultura, avicultura o huertas comerciales. Hay que llegar con la técnica al campo.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio