Publicidad
Cine 12 Ene 2013 - 9:10 am

¿Operación censura?

Debate por la película 'Operación E' en Colombia

El escritor Santiago Gamboa y Clara Rojas discuten sobre la tutela instaurada por la directora de País Libre.

Por: Adriana Marín Urrego
  • 141Compartido
    http://www.elespectador.com/entretenimiento/agenda/cine/debate-pelicula-operacion-e-colombia-articulo-396167
    http://tinyurl.com/awt3h3l
  • 0
Clara Rojas y su hijo Emmanuel.

Dos posiciones encontradas, dos argumentos de peso. Una tutela y una película que no se puede presentar en Colombia. Un conflicto genuino entre ficción y realidad. Este es el escenario alrededor de ‘Operación E’, la película sobre el hijo de la exsecuestrada Clara Rojas, Emmanuel, que se estrenó en Francia y en España a principios de diciembre del año pasado.

La película, dirigida por el francés Miguel Courtois y protagonizada por el actor español Luis Tosar, se centra en la vida de José Crisanto Tovar, el campesino colombiano a quien le fue entregado el niño luego de su nacimiento. Tal como apareció reseñada en los medios, en el momento de su estreno, la cinta cuenta la historia de José Crisanto y la de su mujer, Liliana, mostrando las dificultades por las que atraviesan para darle de comer al niño y por mantener, además de sus cinco hijos, al padre de ella. Cuenta también que llevan al niño a la clínica, enfermo de leishmaniasis y con una fractura en el brazo y allí se lo quitan, para confiarlo al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. El campesino queda, entonces, entre las Farc y el Gobierno. Los primeros le piden que le devuelva a un niño que ya no tiene, y los segundos lo acusan de trabajar para la guerrilla.

Ese es el argumento de la película, basada en el nacimiento de Emmanuel en cautiverio, mientras que su madre está secuestrada por las Farc. Que sea fiel a los hechos, no se sabe. Es ficción. Es precisamente eso lo que alega Clara Rojas y, en parte, lo que la llevó a instaurar una tutela para que la película no se presente en Colombia, pues considera que “distorsiona la realidad”. Rojas busca defender un derecho que le otorgan la Constitución y la Ley de Víctimas: “Como víctima y madre de una víctima menor del conflicto, que es mi pequeño hijo, busco que la ley me ampare a mí y a mi hijo para el libre desarrollo de su personalidad”, dice. El fallo final todavía no se ha dado, pero el juez ya otorgó las medidas cautelares para que la película no se muestre en Colombia.

Ante este hecho, muchos han protestado. No solo los productores de la película, cuyo interés es mostrar y vender su trabajo, sino también algunos que ven el suceso como parte de una censura. Algo que, por lo menos en la legislación colombiana, no existe. Así lo denota Santiago Gamboa en su columna del 29 de diciembre de 2012, publicada en este diario, en la que cuestiona el argumento de que la cinta ‘distorsiona’ la realidad: “Cuando se habla de arte y de ficción, la pregunta de la verdad trasciende la justicia y se convierte en un problema epistemológico. ¿Cuál es el origen y la autoridad de mi verdad con respecto a la verdad de otros? ¿Por qué la mía debe prevalecer? ¿Por qué la verdad de Clara Rojas vale más que la de José Cristanto, el campesino?”.

Según lo que afirman Gamboa y la asesora jurídica del filme, se pidieron dictámenes jurídicos y en ellos se afirma que la producción no viola ningún derecho al niño. Los productores, a su vez, dicen que la cinta no gira en torno a Clara Rojas y que sólo está inspirada en hechos reales. A Gamboa, entonces, le parece increíble que este tipo de prohibiciones ocurran. En el arte, dice, cuando una obra no es verdadera es porque incumple con sus propias coordenadas estéticas, no porque no coincide con la realidad externa a ella. En su discusión afirma que si se censura Operación E por esos parámetros, “entonces habría que comenzar por retirar de las librerías ‘La Iliada’ y ‘La Odisea’, que según la historiografía distorsionan la verdad, lo mismo que ‘La Eneida’, de Virgilio, cuyas fechas no cuadran”. El columnista reitera que, con esta acción, la directora de País Libre está haciendo de Colombia un país menos libre.

Clara Rojas no piensa igual. Le responde a Gamboa, en una carta de los lectores, publicada en este mismo diario el 3 de enero de 2013. De nuevo defiende los derechos de su hijo y su propio sufrimiento, apela a la Constitución y al respeto. No se mete con la ficción. Dice que el tema del señor Tovar es un ‘sub judice’ (pendiente de fallo judicial), que no se sabe si el campesino lo cuidó o lo tuvo secuestrado varios meses —pues, según ella, el Bienestar Familiar se lo quitó con maltrato severo— y que la sentencia que le permitió salir de la cárcel fue impugnada por la Fiscalía, la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría. Según su carta, lo que Rojas discute no es un asunto de estética. Si el interés era contar esa historia, ella se pregunta, ¿por qué usaron su nombre y el de su hijo? Cree que de lo contrario la película no hubiera producido tanta atención.

Luego del estreno de la cinta en Francia, el director afirmó que la idea era contar lo que nadie conocía de esa historia tan conocida; la historia de Crisanto, que había quedado soterrada porque a la maquinaria política no le interesaba. Sin embargo, dijo que con la cinta no se pretendía hacer un análisis del conflicto colombiano sino contar una historia de ese contexto.

La versión de las productoras detrás de la cinta es que Rojas “estaba negociando la venta de derechos de su historia y la de su hijo para una película. ‘Operación E’ es perjudicial para su negocio”. La información fue difundida el viernes por la agencia de noticias EFE, que asegura haber obtenido acceso a las alegaciones de las partes involucradas en la tutela.

La agencia de noticias también afirma que Rojas se encontraba en un proceso de negociación, entre marzo y junio de 2012, con las productoras españolas, para “llegar a un acuerdo económico que buscaba incluir una parte de los beneficios obtenidos por la comercialización de la cinta en Colombia”. A renglón seguido EFE publica que “ante la negativa de las productoras a incluir los beneficios de las taquillas españolas, tal y como requería Rojas, ésta rompió las negociaciones en un correo enviado el 20 de junio de 2012 a Castelo, incluido en la argumentación judicial de las productoras”.

La exsecuestrada, según los documentos consultados por EFE, aseguró en ese último correo electrónico que “si el juez estima que sí se vulneran los derechos de mi menor hijo, estaría dispuesta a revisar nuevamente el tema económico”.

Estos hechos producen un serio debate —ético, casi— entre derechos y libertades. ¿Qué se debe hacer? ¿Aceptar los argumentos de una víctima de la violencia frente a una película que, siente ella, atenta contra su tranquilidad y la de su hijo o abrir el camino a una obra de arte que, según su director y sus productores, pretende profundizar en un tema que concierne al país, a través de la ficción?

  • 48
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Capturan a 12 guerrilleros responsables de extorsiones en Huila
  • Premios Kids’ Choice Awards Colombia anuncia nominados

Lo más compartido

48
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

sebas2008

Mie, 01/16/2013 - 23:38
Censura previa. Igual esa pelicula no hubiera tenido mucho exito.
Opinión por:

sebas2008

Mie, 01/16/2013 - 23:37
Censura previa. Igual esa pelicula no hubiera tenido mucho exito.
Opinión por:

JORGE ENRIQUE MONTOYA OSPINA

Dom, 01/13/2013 - 10:07
Solamente un guerrilo en abstinencia, pudo incurrir en semejante irrespeto testicular.
Opinión por:

totesalaz

Dom, 01/13/2013 - 09:15
Clarita lo peor es que despues viene la version XXX.
Opinión por:

4allpeople

Dom, 01/13/2013 - 07:48
Esto es una flagrante censura, o entonces que? no podemos hacer una película sobre la vida de Galan, Gaitan, Uribe o Pastrana porque no se ajusta a la realidad, ridículo; y entonces que porque sale el niño y se violan sus derechos?, que me diga cuales, no es de incumbencia de nadie si lo engendró el espíritou santo o guerrillero, o si el campesino era ¨bueno¨ o ¨malo´¨ con el niño, _claramente_ son excusas para que no se proyecte en Colombia lo que la hace de obligatorio pregón para los vendedores en los semaforos y demás, aunque sea mala, no sea cierta o sea muy verídica hace parte de la libertad de expresión, no es la única que se hará sobre el caso seguramente, y el hecho de que la proyecten no hace que _clara_ deba callarse y no dar su opinión, libertad de expresión, que haga uso igual
Opinión por:

Nelson Rufiño

Sab, 01/12/2013 - 17:48
"Clarita de Timochenko" esta emputada porque le dañaron el lanzamiento de su version de la historia que se llama "Me Gusta La Verga Terrorista". El slogan de la pelicula de Clarita es: "Encadenada con 25 centimetros de verga comunista"
Opinión por:

laConchadetuMadre

Sab, 01/12/2013 - 16:42
Yo no pagaria un centavo por ver esta porqueria de pelicula........... pa que tanta discusion?
Opinión por:

Anonimous wikileaks

Sab, 01/12/2013 - 16:36
La foto muestra a Clara Rojas enseñandole al niño emmanuel como entrar y escribir en el foro de El Espectador.
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Sab, 01/12/2013 - 16:20
Espurios los argumentos de Gamboa tienen que ver más con el negocio, con el "show bussines" que con la magnánima intención de que Colombia conozca su historia. Cuando Alfred Hitchcock filmó "La ventana indiscreta" pasó por encima de todos los cuestionamientos de tipo moral con los que la crítica de la época señaló la impertinencia ética de este clásico del cine. "Sé que no es justificable éticamente pero es una visceral necesidad la que me lleva a filmarla" -se justificó el cineasta británico. La diferencia aquí apunta a dos aspectos fuertemente discutibles: The rear window es 100% ficción, la obra de un gran realizador que tiene esa fundamentación estética que sólo los genios pueden sustentar -seguir sustentando- a lo largo del tiempo. Esta película es una reflexión profunda sobre el
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Sab, 01/12/2013 - 16:27
arte y el desenvolvimiento de las realidades sociales urbanas. No hay mucho que buscarle a la visión de fondo de un creador que entiende que cine y sociedad están atados de manera indisoluble pero -ojo- no a la manera de esta maniquea paideia chichombiana, la vulgar justificación de sacar adelante -a la berraca- la industria cinematográfica nacional. Aqui eso perentorias las restricciones. Y no sólo meras talanqueras moralistoides. Una de las preguntas más honestamente pertinentes de la posmedernidad es ¿por qué diablos TODO TODITO tiene que quedar grabado? ¿Por qué esta estética japonesa de registrarlo todo -hasta el cambio de luces de los semáforos- a cada lugar que van?¿Por qué contemporizar con la estética del tuiter que en craso infantilismo está convencido que la realidad=fotografía?
Opinión por:

galerasrex

Sab, 01/12/2013 - 16:18
el problema seria si explicita o implicitamente se mostrara quien o si hay duda quien entre quienes,se exhibiera el o los momentos excitantes orgasmicos o no de la de fecundacion,el niño tarde o temprana conocera si ya no conoce lo poco que se sabe sobre esta historia, a decir de muchos el problema es el dinero
Opinión por:

josa

Sab, 01/12/2013 - 15:58
Ahora, con las declaraciones de la otra gente, quienes anuncian que clara estaba negociando la proyección en colombia para su propio beneficio, da mucho para pensar, no me imagino a la señora clara guardar el dinero para cuando el niño sea una persona mayor, o para financiar sus estudios, cuando todo el mundo sabe que ella tiene muho poder adquisitivo, no es una pobre asalariado con el mínimito que dicta el presidente, sin embargo tal vez, como lo dije abajo, tenga mucha razón, sin embargo ese temita de "su negociación" con los dueños de la película la coloca como un mal ejemplo, ha debido ser muy clara y ahora está en problemas morales, la plata daña, por eso no creo en promesas de que cuando yo corone, te doy un billetico, mentiras
Opinión por:

josa

Sab, 01/12/2013 - 15:53
La película puede ser detenida para su presentación en colombia, pero estando ya en otros paises es muy fácil obtenerla, la internet nos lo permite, pero de todos modos doña clara está defendiendo lo que a ella le parece, que si permite la proyección del filme en colombia, podría haber un detrimento moral en el hijo y en su familia, eso es entendendible, pero a los que nos gusta el cine lucharemos por verla como sea, y si la podemas bajar, pues la bajaremos, con todo respeto, será unicamente para nosotros, para verla, para analizarla y saber el grado que tenga, como para herir susceptibilades, nos perdonan, pero eso es lo que pensamos nosotros, así como respetamos a los diferentes y a doña clara....
Opinión por:

filokiller

Sab, 01/12/2013 - 14:08
que tristesa tood es negocio, la guerra es un gran negocio y hasta la señora clara rojas que posa como laportaestandarte de pais libre, ahora si le pagan un dinero por la pelicula esta no perjudica a su niño, si no le pagan lo que pide a lo realisadores entonces si es atentado contra su hijo. que hipocresia, el dios dinero camba alas personas.
Opinión por:

JAGUARr

Sab, 01/12/2013 - 14:34
Aunque duela aceptarlo EL DIOS DINERO EN TODA SU DIMENSIÓN
Opinión por:

Anonimous wikileaks

Sab, 01/12/2013 - 13:28
"Hijitos"..aqui esta el torrent de la pelicula Operación E (dvdrip) para que lo descarguen...Muchas gracias. www.dvdripeol.com/2012/operacion-e-2012-bittorrent-dvdrip/
Opinión por:

JAGUARr

Sab, 01/12/2013 - 13:28
OTRO CASO MÁS DE DOBLE MORAL. Para Clara se violan los derechos fundamentales de su hijo, pero porque no le dieron el dinero que ella pretendía, si eso hubiera si su hijito no sufrría ningun trauma ...... LA VORACIDAD POR EL DINERO. Misma voracidad que se hace presente en los productores, que se apoyan en una historia real y quieren "taparse en plata" sin retribuir a los verdaderos protagonistas, para ello ocultan con otros nombres y desvían el protagonista poniendo al campesino que cuida al nino......DOBLE MORAL.
Opinión por:

JAGUARr

Sab, 01/12/2013 - 13:34
El cine es un negocio INDUDABLEMENTE y como todo negocio debe rendir utilidades.... el punto es a qué precio? a costa de qué? a beneficio de quién o quienes? ..... y donde queda la veracidad y la responsabilidad social?
Opinión por:

Anonimous wikileaks

Sab, 01/12/2013 - 13:31
El cine es un negocio del entretenimiento.
Opinión por:

Anonimous wikileaks

Sab, 01/12/2013 - 13:26
Porque no existe alguien piloso y comience a vender el dvd pirata de Operación E
Opinión por:

Anonimous wikileaks

Sab, 01/12/2013 - 13:23
La pelicula es ficción. Es como si Historia Extraordinaria, apareciera un hindu afirmando que es la vida de el, que le estan violando sus derechos...jajajaja
Opinión por:

JORGE ENRIQUE MONTOYA OSPINA

Sab, 01/12/2013 - 13:02
Clara Rojas se fue voluntariamente para el monte a servirle a la guerrilla, lo necesitaba...
Opinión por:

JAGUARr

Sab, 01/12/2013 - 13:31
La ventaja de éstos medios que permiten a cualquiera a entrar a escribir cualquier cosa, aun cuando desconozcan el dolor del otro y hablen peyorativamente de las víctimas del secuestro. Pienso q a pesar de la libertad que ofrece el Espectador, por ética, se debería guardar respeto a los demás.
Opinión por:

JORGE ENRIQUE MONTOYA OSPINA

Sab, 01/12/2013 - 13:00
El peladito tiene cara de guerrilero, es un guerrillero chiquito, cuando crezca secuestra a la madre otra vez par acabar con esa farsa de pais encadenado durante 200 años...... Juajuajau
Opinión por:

tucolombianita

Sab, 01/12/2013 - 15:33
Oiga respete, que el niño no tiene la culpa de que la mamá sea una avara .....
Opinión por:

karissa

Sab, 01/12/2013 - 13:33
Se parece a Tirofijo...
Opinión por:

marcoram

Sab, 01/12/2013 - 12:59
Los "derechos de Enmanuel" tienen un valoe segun Clara Rojas, pues si le hubieran pagado lo que pedía, se podían vulnerar esos derechos.... que vaina!!!!... La que vulnera los derechos a ese niño es ella al negarle conocer quien es su padre y al haberse comportado como una ramera en cautiverio... o no?... Mejor dicho, el pobre Enmanuel es posiblemente un Hijo de Puta y su Puta madre pidiendo plata a costa de su "desliz"
Opinión por:

mochuelito

Sab, 01/12/2013 - 12:16
ESTO SE RESUELVE SI LE DAN UNA MAYOR PARTICIPACIÓN A ESA SEÑORA, QUE ES LO QUE REALMENTE QUIERE
Opinión por:

leftright

Sab, 01/12/2013 - 12:15
ELESPECULADOR en accion la tarada editorialista adriana marin,califica a la Sr Clara lopez como ''exsecuestrada'' como si se tratara de un titulo o grado honorifico,la pusilanime como que no sabe que ese calificativo no puede ser ni menos editorializarlo.pues victimiza mas a la persona que supuestamente ya olvido la afrenta criminal
Opinión por:

JOSE RODRIGUEZ LOPEZ

Sab, 01/12/2013 - 12:08
La mama' asegura que es violacion de la privacidad del menor solo si no le llenan los bolsillos de plata a ella! Que' falta de respeto con su pobre hijito!!!.... Eso se llama abuso y explotacion infantil por parte de la mama' !!!
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio