Publicidad
Cine 13 Feb 2013 - 6:50 am

25 años de "Duro de matar"

"Duro de matar: un buen día para morir", corrupción y venganza política en Rusia

Para celebrar los 25 años de la saga, Bruce Willis vuelve a interpretar a John McClane.

Por: Elespectador.com
  • 40Compartido
    http://www.elespectador.com/entretenimiento/agenda/cine/duro-de-matar-un-buen-dia-morir-corrupcion-y-venganza-p-articulo-404444
    http://tinyurl.com/asntudm
  • 0
insertar
Foto: 20th Century Fox.
Bruce Willis vuelve a encarnar al policía John McClane, quien por primera vez se va de Estados Unidos y viaja a Rusia para enfrentar a los mafiosos que tienen secuestrado a su hijo, interpretado por Jai Courtney.

Hace 25 años Bruce Willis entró a las grandes ligas del cine de acción con su interpretación de John McClane en "Duro de matar". Para muchos, este personaje cinematográfico se convirtió en héroe porque cualquier persona se puede identificar con él: es un hombre ordinario que las circunstancias lo obligan a emprender una tarea extraordinaria. (Ver imágenes del filme).

Este 2013 el actor repite su icónico papel como el detective en "Duro de matar: un buen día para morir", película que se desarrolla en medio de la corrupción y la venganza política en Rusia. McClane llega a Moscú para rescatar a su desequilibrado hijo Jack (Jai Courtney) y queda asombrado al descubrir que éste trabaja de manera encubierta para proteger a un informante del gobierno. Con sus propias vidas en riesgo, los McClane se ven obligados a superar sus diferencias familiares para poder salvaguardar a Komarov y frustrar un crimen potencialmente desastroso en el lugar más desolado del planeta: Chernóbil.

Una secuencia en la estación de policía en Brooklyn, donde McClane se entera que su descarriado hijo ha sido encarcelado en Moscú, marca la primera aparición del personaje en la película, así como el primer día de filmación para Bruce Willis. Era una mañana lluviosa en Budapest a principios de mayo del año pasado y Willis estaba emocionado por volverse a poner los zapatos del papel que creó hace 25 años.

"Me parece una labor interesante alcanzar los estándares que establecimos en la saga, además de que disfruto encontrarme con McClane en diferentes etapas de su vida", confiesa Willis. "En esta historia se encuentra en un momento en el que los hombres tienden a reflexionar acerca de su pasado. Para McClane, es la relación distanciada que tiene con su hijo. No han hablado en algún tiempo y la primera noticia que ha recibido de él es su arresto en Moscú".

Cuando McClane se entera de la verdadera profesión de su hijo, lo llama el "007 de Plainfield, Nueva Jersey". Pero es un largo camino de Plainfield a Moscú, y John y Jack están a punto de tener una reunión familiar que nunca olvidarán. (Ver el tráiler).

El papel de Jack McClane fue a parar a manos del joven actor australiano Jai Courtney, quien participó en la temporada del 2010 como coprotagonista de la serie "Spartacus: blood and sand", y como el imponente adversario de Tom Cruise en "Jack Reacher".

Al ser hijo del policía más famoso de Nueva York, Jack prueba que el dicho "de tal palo tal astilla" es cierto. Demuestra el sentido del deber, valor y disposición de su padre cuando se trata de poner su vida en riesgo para proteger a otros.

La premisa del guión (escrito por Skip Woods y Jason Keller) nació a partir de una idea de Bruce Willis, quien estaba interesado en explorar una historia padre e hijo, teniendo como fondo un escenario peligroso que los obliga a encontrar una manera de superar sus diferencias para sobrevivir.

En "Duro de matar: un buen día para morir" las diferencias son abundantes y profundas. "Jack hace las cosas como deben de hacerse y John raramente sigue las reglas y usa cualquier cosa que esté a la mano para lidiar con la situación", explica el protagonista.

Por su parte, el productor Alex Young comenta "a cuestión se convirtió en cómo podíamos tomar la médula de esto, la relación entre un padre y un hijo, quienes están cortados con la misma tijera, pero tienen un pasado tenso y grandes malentendidos, y colocarlos en un lugar donde están atrapados y no pueden pedir ayuda".

Moscú, con toda su riqueza, sus perversos bajos fondos y su laberinto geográfico, cumplía con los requisitos. Es una ciudad de enorme tamaño y escala, pero una que, dada su historia, puede entrar en estado de emergencia en muy poco tiempo. Sigue siendo un importante sitio sociopolítico para la intriga internacional y tiene una reputación inigualable para mostrar los juicios de presos políticos, como el que sienta las bases para esta narrativa.

Ese es precisamente el reto más grande que John McClane debe afrontar en "Duro de matar: un buen día para morir", pues como dice el productor Wyck Godfrey, este héroe de acción debe "implementar sus habilidades en una tierra extranjera, donde es como un pez fuera del agua, es un elemento intrigante de la película".

Al igual que las previas películas de "Duro de matar", "Un buen día para morir" gira en torno a los miembros familiares en peligro y la disposición de John McClane para hacer lo que sea para salvarlos. En las primeras dos películas era su esposa (1988 y 1990); en la cuarta, su hija (2007). Ahora su hijo está en problemas, y McClane teme que ya sea demasiado tarde para detener el espiral en el que Jack ha entrado hacia una vida criminal.

"Es algo que John no puede ignorar porque involucra a su familia. Y como hemos visto en películas previas de Duro de Matar, no te metes con la familia de John McClane", sentencia el director John Moore.

Elespectador.com y 20th Century Fox le regalan artículos promocionales de "Duro de matar: un buen día para morir".

Lista de ganadores

Jorge Cleves
María de los Ángeles Saavedra
Natalia Ospina
Erwin Romero
Camilo Osorio

Relacionados

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 5
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio