Publicidad
Cine 22 Oct 2012 - 2:21 pm

"Lo imposible" con Ewan McGregor y Naomi Watts

"Lo imposible", sobre el tsunami que arrasó Tailandia en 2004

La película del español Juan Antonio Bayona, con Ewan McGregor y Naomi Watts, es la más vista en España en 2012.

Por: Información de Efe
  • 27Compartido
    http://www.elespectador.com/entretenimiento/agenda/cine/imposible-sobre-el-tsunami-arraso-tailandia-2004-articulo-382595
    http://tinyurl.com/9v8sqmp
  • 0
Foto: Tomada de Imdb.com

Con 2,7 millones de entradas vendidas y 19,5 millones de euros acumulados (25,5 millones de dólares) desde el día de su estreno el 11 de octubre, "Lo imposible", de Juan Antonio Bayona ("El Orfanato"), se ha convertido en la película más vista en España en 2012, informa la auditora de la taquilla española Rentrak Spain.

Después de convertirse con 8,98 millones de euros (11,7 millones de dólares al cambio de hoy) en tres días en la mejor apertura de la taquilla española, el tsunami que arrastra a Naomi Watts y a Ewan McGregor en "Lo imposible" sigue congregando adeptos y vuelve a liderar esta semana la taquilla en España con otros 6,6 millones (8,6 en dólares) amasados entre el viernes y el domingo.

Con estas cifras desciende solo dos posiciones en la taquilla mundial, quedándose en el número nueve, según las mismas fuentes, y desbanca a "The Avengers", la que era la más vista en España en lo que va de año.

Contra el tsunami poco han tenido que hacer nuevos estrenos tan llamativos como la prestigiosa "Looper", de Rian Johnson y alabada por la crítica internacional, no han podido con el "efecto Bayona", que queda en el tercer puesto.

En "Lo imposible", sobre el tsunami que arrasó Tailandia en 2004, McGregor y Watts encarnan a una pareja con tres niños que se verán sorprendidos por un devastador tsunami durante sus vacaciones en Tailandia, quedando separados por la ola. (En este enlace puede ver el tráiler).

Las aventuras de la familia, con el padre y dos de los hijos buscando a la madre y el otro niño, guían la nueva película de Bayona, basada en la experiencia real de una familia española en el tsunami de diciembre de 2004, que causó cientos de miles de muertos en el sudeste asiático.
 

Entre Hollywood y la realidad
 

Las playas del suroeste de Tailandia en las que transcurre la muy taquillera película "Lo imposible", están llenas de gente cuando se acerca el octavo aniversario de aquel desastre que causó más de 8.000 muertos y aún falla el sistema de alarma.

En estas playas de las provincias de Phuket, Phang Nga y Krabi, hay ahora también más casetas y edificios que cuando el fatídico 26 de diciembre de 2004 un seísmo de 9,1 grados, con epicentro localizado al norte de la isla indonesia de Sumatra, mató a unas 230.000 personas en 15 países bañados por el océano Índico.

Y eso, a pesar de que los expertos advierten de que el sistema de alerta y las señales de emergencia instaladas a raíz de que aquella catástrofe natural no han funcionado de forma adecuada debido a la falta de mantenimiento.

Por eso el interés por la película de Juan Antonio Bayona, que recuerda esta tragedia a través de lo que le sucedió a la familia española Álvarez-Belón que se encontraba durante aquellas navidades disfrutando de unas vacaciones en un complejo hotelero de la playa de Patong, en el oeste de Phuket.

"Lo que se ha visto en las películas de Hollywood no son exageraciones, puede suceder de verdad", declaró Smith Dharmasaroja, el exfuncionario del tailandés que en 1998 avisó al Gobierno de que existía el riesgo de que un gran tsunami causará miles de muertos y no fue tomado nunca en serio.

Smith, de quien entonces las autoridades se burlaron al considerarlo alarmista, indicó en una entrevista con la prensa local que el actual Centro Nacional de Alerta para Desastres creado en Tailandia atraviesa una situación "ruinosa" debido a que se han descuidado los trabajos de mantenimiento del sistema de alarma instalado a lo largo de la costa del suroeste del país.

Esta negligencia denunciada por Smith, meteorólogo de profesión, quedó expuesta el pasado 11 de abril cuando un temblor de tierra de 8,6 grados, próximo al epicentro del que causó el tsunami en 2004, activó la alarma en las playas de Phuket y vecinas, aunque en estas no sonó como debería haberlo hecho. El ministerio de Comunicación y Tecnología admitió unos días más tarde que seis de las torres de megafonía levantadas para que emitan la alarma no funcionaron a pesar de que se activó el dispositivo por peligro de tsunami.

Los residentes de la zona han afirmado de manera reiterada que desde hace mucho tiempo las sirenas de alarma no suenan, a pesar de que la normativa de seguridad establece que deber ser probadas dos veces al mes con la reproducción musical del himno de Tailandia. Vecinos y vigilantes de la zona costera indicaron al diario provincial "Phuket Gazette" que algunos altavoces están averiados debido al óxido o a los "cortocircuitos".

Además, muchas de la señales que marcan las rutas de escape o de evacuación en caso de tsunami están ahora descoloridas, han sido derribadas o pasan inadvertidas a causa del deterioro que causan el salitre del mar, las ocasionales lluvias y los rayos del sol.

Tras la catástrofe, una coalición de organizaciones ecologistas propuso a la Administración tailandesa que se replanteara su modelo turístico para la zona, y en vez de optar por una estrategia de masificación eligiera la conservación de la riqueza natural de las costas del suroeste. Sin embargo, el sector turístico, que representa el 6 por ciento de Producto Interior Bruto (PIB) del país, ha crecido desde que se produjo el tsunami.

Relacionados

  • 1
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • ‘Computación Cognitiva’, un paso a la nueva era informática
  • Condenan a rey vallenato por abusar de una menor de edad

Lo más compartido

  • Tras más de un año de sequía, la lluvia volvió a La Guajira
  • Murió el actor Robin Williams
  • "Si quiere llamarme alarmista hágalo"
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio