Película colombiana "La Playa DC" se estrena en Cannes

La ópera prima de Juan Andrés Arango es sobre los afrocolombianos que viven en Bogotá.

El realizador colombiano Juan Andrés Arango presenta el próximo miércoles en Cannes, dentro de la prestigiosa sección Una Cierta Mirada, su primer largometraje, "La Playa DC", sobre los afrocolombianos que viven en Bogotá.

Antes de la exhibición oficial del filme, Arango (Bogotá, 1976), explicó que su película tiene su origen tanto en el interés por contar la transformación de su ciudad por la llegada de afrocolombianos como por un mediometraje que realizó previamente.

"Hace quince años la ciudad era bastante homogénea, blanca y mestiza y comenzó a cambiar con los miles de personas que llegaban como refugiados internos, como desplazados que venían de las costas del país, específicamente de la costa pacífica, que es muy afrocolombiana", refirió.

"Me interesaba hablar de cómo mi ciudad se había transformado en este tiempo (...) Aparte de eso hice un mediometraje que contaba la historia de tres refugiados internos que llegaban en diferentes momentos a Bogotá y uno de esos refugiados era un muchacho adolescente afrocolombiano y me hice muy amigo de él y de su familia", añadió.

"A través de él me fui metiendo un poco en el medio de los afrocolombianos, que es un poco subterráneo", comentó.

"La Playa DC" está protagonizada por Tomás, un joven que llegó a Bogotá expulsado de la costa por la guerra -su padre fue asesinado por paramilitares- y busca a su hermano menor, Jairo, metido en las drogas.

Así es como descubre la ciudad, lo que le conduce posteriormente a aceptarla como es e integrarse en ella.

"Me fui dando cuenta de que había algo muy interesante que contar porque son una comunidad que lleva mucho tiempo ya pero que sigue siendo vista como extranjera", dijo el director.

Los actores que interpretan el filme no son profesionales, y para encontrarlos el director investigó en los barrios de Bogotá donde viven, con el fin de encontrar los que más fielmente podían encarnar las experiencias de muchachos del mismo origen y parecidas circunstancias vitales.

Arango inició una "investigación muy larga, que duró dos años, con muchachos afrocolombianos en Bogotá, muchos de ellos desplazados, recolectando sus entrevistas y esa investigación fue la base de escritura del guión", comentó.

"La música es muy importante porque es parte fundamental de la vida de estos chicos, que son supermusicales", aseguró el realizador al explicar la relevancia de la banda sonora del filme.

"En la música está pasando un poco lo mismo que con los chicos: es música del Pacífico colombiano, muy africana, que está llegando a la ciudad y se está mezclando con las influencias de la ciudad y se está transformando", señaló.

La cinta se estrenará en Colombia en octubre próximo y Arango contó que para sacarla adelante contó, entre otros recursos, con financiación del Fondo de Colombia, con Ibermedia y el Fondo del Festival de Valdivia.

Arango ya está implicado sin embargo en su próxima película, un filme coral con tres historias paralelas: "La historia de un personaje en Montreal, la de otro en la Ciudad de México y otro en Buenaventura, en el Pacífico colombiano".

"Habla de cómo los americanos del norte y del sur nos miramos los unos a los otros y creamos representaciones artificiales de nosotros mismos de acuerdo como pensamos que el otro nos quiere ver", expuso.

El director estima que su cine coincide con lo que se hace en el país "no tanto estilísticamente (...) pero sí encaja en cuanto a que sí hay cada vez más directores colombianos que están tratando de acercarse a los temas de los cuales tanto se ha hablado en Colombia como la violencia, la guerra, el desplazamiento".

Eso se hace ahora, estimó, "con un poco más de distancia y de madurez, no mostrando la violencia hiperexplícita en tu cara todo el tiempo sino viendo más cómo a nivel profundo qué crea en una sociedad".