A Rihanna le prohíben las fiestas

Hace poco la cantante tuvo que cancelar varios espectáculos de su gira.

Rihanna en concierto.
Rihanna en concierto.AFP

Rihanna tuvo laringitis recientemente, por lo que se vio obligada a suspender dos conciertos de su gira mundial, 'Diamonds', que sin embargo ha prometido ofrecer más adelante.

"La enfermedad de Rihanna fue tan grave que los doctores le advirtieron de que podría tardar meses en recuperarse del todo. Incluso tenían miedo de tener que cancelar toda la gira", aseguró una fuente al diario 'The Sun'.

"Tras caer enferma, le fue imposible acudir a sus conciertos de Baltimore y de Boston. Pero desde que reanudó 'Diamonds' prometió establecer nuevas fechas para ambas citas", afirmó.

La publicación también relató el momento en el que los doctores aconsejaron a Rihanna que debía cuidarse para que su laringitis no se empeorara. "Los médicos le dijeron que necesitaba algunos cambios drásticos en su estilo de vida o que, por el contrario, se expondría a recaer de nuevo. Esto asustó a Rihanna, pero sabe que ella misma se lo ha buscado. Le encanta fumar, beber y trasnochar. Su cuerpo necesitaba un descanso y ahora es consciente de que tiene que cuidarse", añadió la fuente.

No es la primera vez que se conocen los excesos de Rihanna en las fiestas, pues en julio del año pasado se supo que el equipo de la artista se agotaba tras seguir su frenético ritmo.