El escándalo de Justin Bieber en Panamá

El ídolo juvenil, que este martes se presenta en Bogotá, habría contratado los servicios de una joven.

Si algún artista ha sacado provecho de los escándalos es Justin Bieber. El ídolo juvenil, lejos de perder protagonismo o el amor de sus fans, se aprovecha de la polémica para mantenerse vigente.

Noticias que tienen que ver con drogas, prostitutas y peleas hacen parte del día a día del cantante canadiense que este martes presenta en Bogotá su "Believe Tour". La información más reciente tiene que ver con su paso en Panamá, país donde llevó a su hotel a una prostituta, según el diario Crítica.

El rotativo panameño señala que el exnovio de Selena Gomez llegó con sus guardaespaldas "al club para caballeros "Le Palace" para salir con al menos 10 trabajadoras sexuales, una para Bieber y el resto para su equipo".

La Crítica cita declaraciones de la joven que estuvo con Bieber, quien comentó que "ese es un amor de hombre, un papacito. Él me daba besos en la frente y en la nariz, y estábamos fumando hierba".

Y es que desde que finalizó su relación con Selena Gomez (a principio de año), el artista se ha empeñado en forjar una imagen de chico malo a base de polémicas y malas conductas.

Uno de los problemas más sonados fue el de Londres (marzo pasado), donde fue silbado por los fans que le reprochaban el excesivo retraso en uno de sus shows. En esa misma ciudad intentó golpear a un fotógrafo.

Días después canceló un concierto en Lisboa, convirtiendo ésta en su gira más accidentada, con un arranque totalmente premonitorio, cuando el joven vomitó en pleno escenario durante el show inaugural de Arizona (EE.UU).

En mayo, en el aeropuerto de Estambul, Justin Bieber se saltó el control de pasaportes ante la urgencia por escapar de sus admiradoras. La policía no dudó en iniciar entonces una persecución hasta obligarlo a sellar sus papeles.

En Alemania, el que no pasó la aduana fue su mono capuchino Mally. Bieber carecía de los permisos oportunos y el animal quedó en cuarentena a la espera de los certificados veterinarios, que nunca llegaron.

En Estocolmo (abril), a la policía algo le olió raro cuando Justin Bieber entró en el autobús de la gira. Registraron y encontraron una pequeña cantidad de drogas y un arma de electrochoque sin licencia. Para rematar el periplo, en Polonia trascendió que se había paseado por el aeropuerto sin camiseta pese a los 10 grados de temperatura.

En Amsterdam volvió a ser motivo de polémica por la dedicatoria que dejó en la casa museo de la víctima del nazismo Anna Frank.

Este es el historial con el que Justin Bieber llega a Colombia para ofrecer concierto este martes en Bogotá. El "Believe Tour" promociona el disco "Believe", que se convirtió en el álbum más vendido en Estados Unidos en 2012. El trabajo cuenta con una nueva producción "Believe Acoustic" (2013), que cuenta con nuevas versiones de los temas. Los teloneros del show son El Freaky Colectivo y la cantante de pop mexicana Paty Cantú.

Conozca los cierres viales por concierto en el estadio en este enlace.