Paul McCartney, confundido con un músico callejero

Cantó en un tranvía de Nueva Orleans, pero a los viajeros les costó reconocerlo.

Paul McCartney decidió animar a los transeúntes de la ciudad de Nueva Orleans tocando algunos de los éxitos más emblemáticos de los Beatles en la red de transporte público. Con su guitarra, el cantautor desplegó todo su talento en uno de los clásicos tranvías de la localidad pero, durante unos minutos, pasó desapercibido por los pasajeros del vagón al ser confundido con un músico callejero.

"Este tipo se montó en el tranvía y empezó a entoncar canciones de los Beatles, como hacen muchos otros músicos en busca de dinero. Todo el mundo le ignoró durante un buen rato, sin percatarse de que Paul McCartney les estaba dedicando un concierto en exclusiva. Obviamente, llegó un momento en el que nos quedamos petrificados al descubrir su identidad. Nos pusimos a cantar y a tomarnos fotos con él. Fue una experiencia inolvidable que jamás se repetirá. Uno de los mejores días de mi vida", relató Robert Senft, uno de los afortunados viajeros, al diario Daily Mirror.

La original iniciativa de McCartney tuvo lugar en Nueva Orleans ya que él y su esposa Nancy Shevell disfrutan de unos días de vacaciones en el estado de Luisiana. La pareja acudió a la final de la Super Bowl que se disputó el pasado domingo y planean quedarse en la localidad varios días más para estar presentes en el tradicional festival Mardi Gras, uno de los eventos populares más representativos de la ciudad.

Temas relacionados