Shakira y JLo, chantajeadas por exempleados

En el primer caso aseguran que los despidieron de forma ilegal; a López la amenazan con revelar secretos de su vida privada.

Shakira y Jennifer López están siendo chantajeadas por exempleados, por lo que ambas artistas alistan acciones legales. El primer caso es porque dos miembros del personal doméstico de la barranquillera la acusaron recientemente de haberlos despedido de forma ilegal. Ahora, Shakira ha pasado a la acción, ya que, según informa en un comunicado su representante legal Ezequiel A. Camerini, la colombiana presentará una demanda por extorsión y difamación contra ellos.

Divier y Maritza, que formaron parte del servicio doméstico de la cantante durante once años, afirmaron haber recibido amenazas por negarse a firmar el finiquito después de que Shakira los despidiera por presuntamente negarse a cocinar un pollo para ella en mitad de la noche.

Sin embargo, la agencia legal de la cantante asegura que Shakira es "muy cuidadosa en las relaciones con sus empleados" y en el caso concreto de Divier y Maritza, la artista "cuidaba de ellos más allá de su obligación como empleadora, incluyendo el cuidado y cariño hacia sus familiares", por lo cual sostiene que los hechos de que se le acusa "carecen de fundamento".

Asimismo, desde la compañía se baraja la posibilidad de que los dos criados "estén siendo mal asesorados y utilizados por terceros", y considera que detrás del escándalo, hay una "clara intención de hacer daño" a Shakira "a cambio de dinero", ya que la popular estrella tiene una "intachable reputación personal".

El caso de JLo

Por su parte, la actriz y cantante Jennifer López entabló una contrademanda de 20 millones de dólares contra su exchofer, al que acusa de extorsión luego de que él supuestamente la amenazara con revelar secretos de su vida privada si ella no le pagaba 2,8 millones, según documentos judiciales.

Los argumentos de López contra Hakob Manoukian, quien se encargaba de coordinar el traslado y la protección de la estrella de 43 años, incluyen extorsión, intento de extorsión y conspiración civil.

La artista pide 20 millones de dólares en daños y una orden que impida a Manoukian acosarla o extorsionarla, según los documentos elevados el viernes ante la Corte Superior de Los Ángeles y dados a conocer el martes.

El exchofer, que comenzó a trabajar para López en 2005, inició el litigio cuando demandó el 30 de abril a la estrella y a su manager, Benny Medina, por romper injustificadamente el contrato con él y no pagarle las horas extra.

De acuerdo a la contrademanda de López, el chofer se molestó cuando el manager, Medina, recomendó que la estrella utilizara otro equipo de seguridad.

"Entonces, Manoukian conspiró para tomar represalias contra López y su equipo y usar su aparente posición de confianza para exigirle el pago de importantes sumas de dinero", alegan los papeles judiciales. "En concordancia con su complot, terminó abruptamente su contrato y comenzó a amenazar a López".

Según la contrademanda, en octubre los abogados de Manoukian le exigieron a la estrella de "Selena" que le pagara a su ex chofer 2,8 millones de dólares, o de lo contrario él divulgaría "información sensible y personal que supuestamente escuchó mientras trasladaba a López".

"Manoukian luego afirmó que sus revelaciones serían perjudiciales y potencialmente dañinas para los rentables proyectos de López", agrega la demanda.

El 13 de julio, la superestrella anunció que abandonaba su trabajo de jueza en el programa de talentos American Idol, para dedicarse a otros proyectos.

López tiene dos hijos con su tercer exmarido, el salsero Marc Anthony, de quien se separó en julio del año pasado.