30 Jun 2013 - 9:00 pm

Escándalo Jackson

Un periódico británico, ‘The Sunday People’, reveló un informe del FBI según el cual el cantante pagó millones de dólares para borrar pruebas de sus acosos sexuales a menores de edad.

Por: Agencia EFE
  • 7Compartido
    http://www.elespectador.com/entretenimiento/arteygente/gente/articulo-430967-escandalo-jackson
    http://tinyurl.com/m98xmkv
  • 0
Michael Jackson sobre un escenario en sus tiempos de esplendor. Cuatro años después de su muerte sus excesos siguen siendo noticia. /EFE

El “Rey del Pop”, Michael Jackson, pagó hasta US$35 millones para ocultar abusos a por lo menos 24 menores cometidos en un período de 15 años, según publicó ayer el periódico británico Sunday People. Este rotativo asegura haber visto expedientes del FBI estadounidense que detallan pagos a los niños y a sus familias para comprar su silencio en caso de que fueran contactados por la prensa.

Estos archivos, que no se incluyeron como prueba en el juicio por abusos sexuales contra Jackson en 2005, cuando fue absuelto, fueron recopilados por el detective Anthony Pellicano, contratado por el propio músico para limpiar su imagen. El FBI confiscó la documentación cuando Pellicano fue detenido y posteriormente encarcelado en 2008 por espiar conversaciones telefónicas de famosos y otros delitos, por las que aún cumple condena.

En los documentos para Jackson, clasificados como CADCE MJ-02463 y CR 01046, del detective privado de Hollywood, también usado por la íntima del cantante, Elizabeth Taylor —presuntamente para tapar sus problemas de drogas, según el periódico—, se dan detalles de los menores sometidos a abusos y de los pagos efectuados a modo de soborno desde 1989. Los archivos incluyen informes del detective y sus ayudantes, transcripciones telefónicas y cintas de audio que revelan sucesos como que en una ocasión Jackson fue descubierto por uno de sus empleados manoseando a un famoso actor infantil.

También le descubrieron mirando películas porno mientras tocaba a otro menor y tocando los genitales de un tercero en su cine privado, de acuerdo con el Sunday People. Estas revelaciones sobre la vida privada del cantante, fallecido en 2009, a los 50 años, de un paro cardíaco inducido por su adicción a los fármacos, surgen en un momento en que su familia pretende querellarse contra los promotores de conciertos AEG Live por la supuesta contratación del doctor que le recetaba esos estupefacientes.

Por otra parte, apunta el periódico británico, las revelaciones serán un jarro de agua fría para los hijos de Jackson, Blanket, de 11 años, Prince, de 16, y Paris, de 15, hospitalizada hace tres semanas por un presunto intento de suicidio. Además, el coreógrafo australiano Wade Robson, de 30 años, que declaró a favor del cantante en el proceso de 2005, ha presentado ahora una demanda por abusos sexuales presuntamente cometidos por Jackson en los años 90 —cuando él tenía entre 7 y 14 años— en el rancho de Neverland, alegando que anteriormente el cantante le incitó al silencio.

This is it

Kenny Ortega, el director de la gira This is it, tenía el convencimiento de que a Michael Jackson había que hacerle un examen mental por sus constantes delirios y su actitud extravagante. Así se lo dejó saber a Randy Phillips, uno de los altos ejecutivos de AEG, la promotora de conciertos contra la que Katherine Jackson y dos de sus nietos han interpuesto una demanda por negligencia en el caso de la muerte del rey del pop.

Ese mensaje de Kenny Ortega no sólo llama la atención por haberse escrito seis días antes de la muerte de Jackson, sino por partir de uno de los hombres de confianza del cantante, Ortega, que se encargó de dirigir el documental sobre los últimos días de Jackson y sus ensayos antes de los conciertos en el 02 Arena de Londres. Esta es parte de la evidencia que vio la luz hoy en el juicio por la muerte de la leyenda musical.

Ortega siempre se declaró en sintonía con Jackson y preocupado por su estado de salud, aunque nunca llegó a expresar su temor de que el intérprete de ‘Thriller’ tuviera algún tipo de problema mental. Sin embargo, Philiips logró calmar la histeria de Ortega, tras una reunión con ‘Jacko’ y su médico personal, Conrad Murray, el hombre condenado a cuatro años de prisión por homicidio involuntario.

 
  • 7
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio