Madre de Justin Bieber cree que su hijo no es tan escandaloso

Patti Mallette asegura que la prensa ha magnificado los últimos altercados protagonizados por el artista.

Justin Bieber y Patti Mallette.
Justin Bieber y Patti Mallette.Bang Showbiz

A pesar de los múltiples escándalos en los que se ha visto envuelto Justin Bieber en los últimos meses (agresiones a fotógrafos, consumo de estupefacientes e incluso el transporte ilegal de un mono exótico a través de Europa, entre otros) la madre del artista canadiense, Patti Mallette, está convencida de que su hijo no ha llegado a sobrepasar los límites del comportamiento que debería esperarse de un adolescente que está explorando su libertad, y ha defendido a su pequeño de aquellos que pretenden sobredimensionar algunas de las travesuras más mediáticas que ha protagonizado últimamente.

"Mi hijo no es una personalidad pública para mí, es simplemente mi hijo. No sé cuál va a ser el próximo titular que la prensa se invente para demonizarlo y exagerar las cosas, pero lo que tengo claro es que Justin es un buen chico que siempre se deja llevar por lo que le dicta su corazón y que, en la mayoría de los casos, toma decisiones acertadas. También es un joven muy independiente al que le gusta encargarse de sus asuntos por sí mismo y yo, como madre, solo puedo confiar en que hará lo mejor para él y que superará los contratiempos con tesón y mucha voluntad", dijo Mallette al portal E! News.

Así, Patti se encarga de limpiar el buen nombre de Justin Bieber mientras él resuelve una demanda por ordenar a sus guardaespaldas que inmovilizaran a un fotógrafo y sustrajeran todo su material profesional. Como si fuera poco, uno de los amigos más cercanos a la estrella del pop, el joven rapero Lil Twist, fue arrestado este jueves por la policía de Los Ángeles al superar notablemente el límite de velocidad de una tranquila zona residencial. Y si eso no es suficiente para que la desafortunada escena salpicara de nuevo la reputación de Bieber, los agentes encontraron en el carro del cantante una ración de marihuana que podría meter a Lil Twist en serios problemas por manejar un vehículo bajo los efectos de sustancias estupefacientes.