Mar Candela: "Pasé de puta a santa"

La vocera del Movimiento Feminista Artesanal, por medio de un performance, busca sensibilizar a las mujeres y hacerles ver que la religión no es una excusa para permitir agresiones hacia ellas.

La polémica que desató la noticia del movimiento estadounidense Disciplina Doméstica, que promueve la violencia hacia la mujer en nombre de la religión, y el escándalo del pastor Álvaro Gámez, quien supuestamente convencía a las feligreses de tener relaciones sexuales con él para agradar a Dios, convencieron  a la líder Mar Candela Castilla, vocera del Movimiento Feminista Artesanal, de realizar un performance para sensibilizar a las mujeres y a la sociedad de que la religión no es una excusa para permitir la violencia en la pareja. La manifestación artística se realizará mañana en el Parque Nacional, a partir de las 10:00 a.m. Este no será el primer acto público de la líder feminista Mar Candela, quien en defensa de los derechos de las mujeres, se dio a conocer por realizar en Colombia la “Marcha de las Putas”, con la que buscaba garantizar los derechos sexuales y reproductivos. 

La idea de la feminista es ir sola y levantar su voz de protesta, con la esperanza de que otras personas se unan a su causa y luchen contra la violencia de género. “Pasaré de ser la puta a santa. Voy a ponerme en la postura de una evangelista y le hablaré a la mujer religiosa. Quiero que entienda que el pecado no es creer, sino interpretar mal”. Agrega que su intención no es que dejen de creer en Dios o la religión. “A mí no me interesa salir a quemar biblias, porque eso es agredir las creencias de algunas mujeres, pero quiero hacerles entender que ellas son sujeto de derechos, a pesar de pertenecer a cualquier religión. Su libro sagrado no dice que deben ser golpeadas”, agrega.

Aunque los representantes de la Disciplina Doméstica defienden la práctica de castigar mujeres en “nombre del señor” y afirman que no es violencia contra la mujer, ya que también existen las ‘Relaciones Guiadas por la Mujer’ (FLR: Female Led Relationship), donde las mujeres someten a los hombres y los castigan, la vocera del movimiento feminista sostiene que esos estilos de vida son una involución humana. Mar Candela agrega que el hecho de que exista un movimiento igual, pero contra el hombre, es retardatario para la sociedad. “Es hora de que dejemos de ver vaginas y penes, para empezar a ver humanos”.

La preocupación de algunos movimientos en pro de los derechos de la mujer, de que el movimiento de Disciplina Doméstica Cristiana llegue a Colombia, aumentó cuando a través de los medios de comunicación el país se enteró de historias como las del pastor Álvaro Gámez y sus cómplices en Pasto, quienes con la excusa de agradar a Dios y ganarse un lugar en el cielo, les decían a sus feligresas que accedieran a tener relaciones sexuales con el religioso. “Es inconcebible que en pleno siglo XXI, todavía existan personas que se escuden en la religión para violentar a las mujeres” concluyó Mar Candela.

Según información estadística publicada por la Alta consejería para le equidad de la mujer, en 2011 se registraron 51.092 casos de violencia entre parejas en todo el país.

Diana Alejandra Cortés Gaitán

@d_alejandra2808