Salma Hayek: 'Soy bajita y rechoncha pero mi marido me quiere así'

La actriz confiesa que le encanta comer y admite no hacer suficiente deporte, por lo que considera que no tiene un cuerpo ideal.

La actriz mexicana ha negado poseer un cuerpo ideal, pues reconoce que podría lucir una mejor figura de la que posee en la actualidad si no fuera por lo mucho que le gusta comer y el hecho de que no practica suficiente deporte. Sin embargo, su marido -el magnate francés François-Henri Pinault- no está de acuerdo con su esposa, cuya voluptuosidad constituye uno de sus muchos atractivos.

"Para lo que como y el poco ejercicio que hago, no estoy tan mal. Aunque me gustaría comer mucho más. Soy de las que comería hasta reventar. Sé que podría estar mucho mejor, pero no hago suficientes esfuerzos. Yo sé que soy bajita y rechoncha, pero mi marido me quiere así", ha revelado la actriz en una entrevista concedida a la revista Mujer Hoy.

Salma también ha hecho referencia a la idea que tuvo de dejar la interpretación cuando contrajo matrimonio y sobre todo al saber que iba a ser madre, una tarea a la que quería dedicarse a tiempo completo. Pero fue de nuevo su marido quien le quitó la idea de la cabeza, animándole a participar en el último proyecto del cineasta Oliver Stone, con quien ha rodado 'Salvajes' -un filme en el que la mexicana encarna a la jefa de un importante cártel de la droga.

"Tuve la tentación de decir adiós a Hollywood antes de quedarme embarazada. Yo ya estaba con mi esposo, aunque nadie lo sabía aún, y empecé a producir más y a actuar menos. Fue él quien me animó a volver a la interpretación", ha explicado.

Ahora que ha regresado al mundo del cine, donde saltó a la fama, no duda en continuar con su carrera y trabajar con diversos cineastas. Sin embargo, todavía no le ha tocado el turno de participar en una cinta de Pedro Almodóvar, con quien le encantaría trabajar.

"Si él [Almodóvar] hubiera querido trabajar conmigo, ya me habría ofrecido un papel. Yo no le voy a presionar. No tengo que estar en todas las películas de los directores que adoro, me basta con que ellos no dejen de hacerlas, porque sus filmes me sirven de inspiración como actriz", ha asegurado.

Ese regreso a la gran pantalla no ha significado, no obstante, que la intérprete haya dejado de lado sus obligaciones familiares y personales. Es más, la guapa morena reconoce que su hija Valentina se ha convertido en el centro de su vida y de su tiempo, aunque no es la única persona que forma parte de su familia.

"A Valentina la mimo mucho. Para mí no hay límite para mimar en lo que a demostraciones de amor se refiere. Pero yo tengo más hijos: los de mi marido", ha puntualizado en referencia a los tres herederos que su marido tuvo en dos relaciones anteriores.