Publicidad
Entretenimiento 28 Dic 2012 - 9:00 pm

Estreno en cartelera nacional

La carrera por la vida

La película 'Declaración de guerra', basada en hechos reales, relata una historia de amor en la que la enfermedad de un hijo revolucionará la relación y la vida de sus protagonistas.

Por: Liliana López Sorzano
  • 25Compartido
    http://www.elespectador.com/entretenimiento/carrera-vida-articulo-394406
    http://tinyurl.com/luf34rc
  • 0
Romeo y Julieta se enfrentan a la gran prueba de sus vidas: su hijo es diagnosticado con un tumor cerebral. La historia de amor prevalecerá. / Babilla Cine

El cine como la vida. Una vivencia visceral, íntima y dramática potenció las imágenes de Declaración de guerra.

La directora y actriz principal de la película, Valérie Donzelli, al lado de su expareja Jérémie Elkaïm, el otro protagonista y coguionista, tuvieron un hijo que se enfermó gravemente. En esta cinta, reinventan su propia historia, que revela la experiencia humana expresada de la manera más fina en lo cotidiano.

Romeo y Julieta van por la vida despreocupados, llevándola en el presente, en el día a día y con esa alegría altiva que produce el enamoramiento. Tienen un hijo, Adán, que en un principio parece un niño sano, pero la noticia de un tumor en el cerebro les cambiará la vida. Lo que sigue es el combate de la enfermedad: la guerra está declarada. Hospitales, médicos, pasillos de baldosín blanco, diagnósticos, salas de cirugía y la carrera por la vida. Pero antes de centrarse en los avatares de la salud, ésta es una gran historia de amor.

¿Un drama? ¿Una comedia? No es fácil clasificarla y así lo sostiene Donzelli: “No me parece una comedia dramática ni tampoco un drama o un melodrama. Con la distancia que da el tiempo, Jérémie Elkaïm y yo pensamos que sólo es una película física, intensa, viva”.

Valérie Donzelli escribió un diario durante la enfermedad de su hijo. Fue ese mismo material el que sirvió de inspiración para sacar la estructura del guión que derivó en la adaptación a la gran pantalla. “El gran reto fue alejarse de los hechos, pasar a la ficción. Pero lo conseguimos, porque teníamos un objetivo: deshacernos de lo malo, para compartir lo bueno”, sostiene Jérémie Elkaïm.

La escogencia de los nombres, Romeo, Julieta y Adán tiene esa intención de atribuirle un carácter universal a la historia.

Lo ingenioso de esta película es adentrarse en un tema tan doloroso como lo es la enfermedad de un hijo sin caer en el melodrama ni la autocompasión, ni las angustias existenciales. Donzelli lo logra por medio de los saltos de humor, los diversos tonos y el manejo de la cámara enriquecida con distintos recursos visuales, los cuales le dan un ritmo que potencian las imágenes.

Como en una montaña rusa, Romeo y Julieta recorren las subidas y las bajadas poniendo a prueba un amor que parecía indestructible. “Adán es fruto del amor entre Romeo y Julieta. ¿Por qué tiene que caer enfermo? Cuando Romeo le pregunta a Julieta, ella contesta: “Porque somos capaces de superarlo”. A partir de ese momento, la prueba cobra una dimensión mística; ya no se trata de mala suerte o de injusticia”, confiesa Donzelli.

Declaración de guerra fue la película que representó a Francia en los Oscar de 2011 y que fue toda una revelación en la Semana de la Crítica del Festival de Cannes del mismo año. Conmovedora y vital, esta película le devuelve la fe a los que no creen en la creatividad del cine y a los que dudan que el amor existe.

  • 1
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Bus del SITP se volcó en la avenida 68
  • Los días felices de 'Chavito'

Lo más compartido

  • Tras más de un año de sequía, la lluvia volvió a La Guajira
  • "Si quiere llamarme alarmista hágalo"
  • Medellín y Santiago de Chile, las mejores ciudades para vivir en Latinoamérica
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio