La dieta con la que Vanessa Hudgens pierde casi cinco kilos en un mes

La actriz sigue un plan de alimentación que ideó en 2013 para ayudarle a perder los diez kilos que tuvo que ganar para interpretar a una adolescente embarazada en la película 'Gimme Shelter'.

La artista Vanessa Hudgens.

La cantante y actriz Vanessa Hudgens necesita mantenerse en la mejor forma física posible para cumplir con todos sus compromisos profesionales, que actualmente incluyen la promoción de su nueva serie 'Powerless'. Para contar con la energía suficiente y lucir al mismo tiempo un cuerpo bonito, optó por seguir una dieta que consiste en comer un aguacate al día, tomar huevos y tocino para desayunar, una ensalada con pollo para comer y salmón con verduras para cenar, además de nueces para picotear a lo largo del día.

"Desde que he vuelto a comer así durante más o menos el último mes he perdido cuatro kilos y medio. Y eso es mucho para mi estatura [1 metro 55]", asegura la antigua protagonista de 'High School Musical' en una nueva entrevista a Women's Health.

Las subidas y bajadas de peso son algo con lo que la antigua estrella Disney tiene mucha experiencia. En 2013 tuvo que ganar casi diez kilos para dar vida a una adolescente embarazada en la película independiente 'Gimme Shelter', tras lo cual admite que no era capaz de reconocerse en el espejo. En aquella ocasión, la artista ya recurrió a este mismo plan de alimentación para recuperar su antigua silueta una vez concluyó el rodaje, combinándola con intensas sesiones de SoulCycle dos veces al día que consiguieron que volviera a sentirse ella misma en un tiempo récord.
Al margen de aquella etapa más intensa, por norma general Vanessa Hudgens se conforma con hacer yoga tres veces por semana y mantenerse fiel a su querida bicicleta estática. (Archivo Vanessa Hudgens, perdida tras rodar "Gimme Shelter").

"Yo no lo considero hacer ejercicio. Para mí es más como una terapia. Ponme en una bicicleta en una habitación con la música alta y soy feliz", asegura la intérprete, que se confiesa adicta a las clases del gimnasio: "Me encanta estar en las primeras filas porque así me esfuerzo al máximo y, al mismo tiempo, doy más energía a la clase, así que todos ganamos", dice.

 

Temas relacionados