La euforia que despertó el lanzamiento del nuevo libro de Hillary Clinton

El libro, "What Happened" ("Lo que ocurrió"), incluye detalles de su carrera presidencial del año pasado, como candidata demócrata, una contienda que perdió el 8 de noviembre frente al republicano Donald Trump.

Hillary Clinton en el lanzamiento de su nuevo libro. AFP

Centenares de personas se congregaron este martes en una librería de Nueva York, algunas desde la tarde del lunes, para el lanzamiento del nuevo libro de Hillary Clinton, que recoge sus memorias políticas más recientes, muchas de ellas amargas.

El libro, What Happened ("Lo que ocurrió"), incluye detalles de su carrera presidencial del año pasado, como candidata demócrata, una contienda que perdió el 8 de noviembre frente al republicano Donald Trump.

Ya desde el 27 de julio pasado, cuando la editorial Simon & Schuster anunció que este martes se lanzaría este libro, se había anticipado que recogería los recuerdos de Clinton por unos comicios marcados "por la ira, el sexismo (...) y giros surrealistas".

La atención que había despertado la obra fue tal que desde media tarde del lunes, un día antes de la presentación, había personas que comenzaron a formar la cola ante la librería de la plaza Union Square para obtener la firma de la autora.

Roxanne Zag, una de las presentes, seguidora de Clinton, tuvo que madrugar mucho para llegar a tiempo, y venir desde fuera de Nueva York.

"Pensé que para poder entrar tendría que llegar mucho antes de que abrieran las puertas a las siete, y siendo de Nueva Jersey, necesitaba tomar un tren poco después de la cuatro de la mañana", explicó Zag a Efe.

"Es muy emocionante para mí, y un honor, poder conocerla en persona. Cuando perdió estaba conmocionada, como si hubiera muerto un ser querido. Estaba de luto. No podía ni dormir y le escribí tres bellos poemas, se los envié, no sé si los recibió, pero espero poder dárselos hoy. Ojalá pudiera volver a ser candidata", añadió.

En la fila abundaban las camisetas con el logotipo de campaña, la H atravesada por una flecha, retratos estilizados de la candidata y lemas desafiantes, como "El futuro es femenino" o "Sííí, Hillary".

Una señora presumía de un broche con una selfie tomado junto a Clinton.

"Para mí estar aquí significa tener una copia firmada de su libro, y personalmente, como un recuerdo de nuestro trabajo de campaña. Ya tuve la oportunidad de conocerla. Solo quiero que sepa que la amamos, en verdad, por si cupiera duda", declaró la neoyorquina Barbara Rosenthal, una de las varias personas que dijeron haber sido voluntarios durante la campaña presidencial.

Dentro de la librería también esperaban sentados los primeros en llegar, el día anterior y a lo largo de la noche, quienes declaraban que Hillary les había enviado pizza para cenar.

Los coros de "¡Hillary!" empezaron en el salón del evento, a la hora en que debía aparecer la excandidata presidencial. Estantes con el libro enmarcaban ambos lados del cordón de la fila.

"Vendimos 1.200 libros, todavía más que la última vez", declaró el director de comunicación de Barnes & Noble, Alan McNamara, refiriéndose a la presentación de una obra anterior de Clinton, Living History, realizada ahí mismo en 2003.

Hillary Clinton llegó al estrado una hora tarde, entre clamores, portando una chaqueta turquesa sobre un vestido negro. Como ya se había anunciado, no dio declaraciones y de inmediato comenzó a firmar la larga hilera de libros que le fueron llevando.

Entre las cosas que cuenta Clinton en su libro, que se vende por 18 dólares, figuran los momentos tristes posteriores a su derrota electoral, cómo lo superó y las sensaciones que le quedaron por una campaña tan distinta entre los dos rivales principales.

"Yo estaba llevando una campaña presidencial tradicional con políticas cuidadosamente pensadas y coaliciones cuidadosamente construidas", dice Clinton en la obra.

Trump, en cambio, "estaba dirigiendo un reality show que, con experiencia y sin descanso, alimentó la ira y el resentimiento de los estadounidenses".

Clinton se rodeó en Nueva York de sus fieles, pero no faltaron personas que aprovecharon la ocasión para reflejar parte de ese resentimiento, como tres personas que, en la acera de la librería, protestaban con pancartas contra la excandidata.

"Trump ocurrió", rezaba una, alzada por un hombre con máscara de Hillary y vestido todo de naranja, como un preso.

"Perdedora de un billón de dólares, #boicot al libro de excusas" decía la que portaba un mujer, mientras un hombre de gorra sostenía una simple hoja diciendo "Resistan a Hillary", con los colores de la bandera estadounidense.