'Mientras gente muere de hambre se gastan millones alimentando perros': Andrés Calamaro

Tras haber generado controversia por volver a defender su gusto por la tauromaquia, el artista emite un comunicado en el que asegura que no es portavoz de la tauromaquia, sino que le inquieta "la proliferación de fotos con perros y la poca reacción frente a las tragedias del mundo".

Andrés Calamaro.AFP

"Mientras mucha gente se muere de hambre, se gastan miles de millones de dólares en alimentar perros". Con estas palabras Andrés Calamaro defiende su afinidad por la tauromaquia y envía un mensaje a los animalistas y antitaurinos.

En una entrevista concedida al diario El Mundo, el artista dice que las personas deben "abrir bien los ojos" porque "mientras mucha gente se muere de hambre, se gastan miles de millones de dólares en alimentar perros y cortarles el pelo". Pero ahí no se quedan sus declaraciones, pues señala que esa actitud es perversa porque "además el cariño que le depositamos a un perro es el que le restamos a nuestras propias familias en algunos casos. Hay que pensarlo y mantenerse distante".

Habla también de una industria que conviene, por lo que dice que es fundamental "es intelectualizarlo, no creer en el eslogan".


Andrés Calamaro


El gusto de Andrés Calamaro por la tauromaquia es bien conocido. De hecho, en 2010 decidió cerrar su perfil en Twitter (luego lo abrió) después criticar la prohibición de las corridas de toros en Cataluña, lo que generó discusiones durante varios días con diferentes personas, entre ellas el cantante René Pérez (Residente).

Varias veces Andrés Calamaro ha dicho que no comprende a los que se oponen a la fiesta taurina por defender al toro de lidia, "un animal salvaje, nacido para pelear, que sobrevive gracias a los ganaderos y toreros que se preocupan de que la raza sea buena y no se extinga".

Tal fue la molestia que generó la entrevista que este viernes el artista usó sus redes sociales para lamentar las molestias por sus declaraciones y dijo que no es portavoz de la tauromaquia ni de la muerte del animal. Sin embargo, justificó su posición al ver "la proliferación de fotos con perros y la poca reacción frente a las tragedias del mundo: diez millones de niños van a morir este año. Una noticia que debería unirnos a todos en torno a una preocupación profunda".

También habla sobre el consumo de la carne roja y declara que "ser aficionado a las corridas de toros no te convierte en un asesino sádico a menos que hayas matado con alevosía a otra persona".

"Lamento haber herido en el honor y la sensibilidad de almas tan bellas como angelicales, personas tan sensibles que, heridos por un sable sin remaches, no pueden contener sus insultos de tan heridos que están en su sensibilidad".

En el comunicado emitido este viernes, Calamaro dice ser "un pacífico aficionado y jamás fui increpado por la turba animalista. Mi afición consiste en presentarme en la plaza y ver pacíficamente el desempeño de los toros y los toreros".


Andrés Calamaro


En la entrevista a El Mundo recordó su gusto por el mundo taurino nació cuando tenía más de 30 años, época en la que empezó a asistir con frecuencia a las corridas de toros en España. "El mundo del toro me ofreció un respeto, una gratitud y una amistad, que son valores muy importantes".

Preguntado por las razones por las que se ataca la actividad taurina, el cantante argentino ironizó y habló de una posible "conspiración de los fabricantes de comida para perros".

La pelea entre Calamaro y las redes sociales cobró vigencia, pues le parece "tremendo que en internet sea un jurado de qué cosa es arte y qué cosa no".

En la entrevista Andrés Calamaro también habla de la relación que tiene con su hija Charo, fruto de su matrimonio con la actriz Julieta Cardinal y de la transición que vive tras finalizar su relación sentimental con Micaela Breque.

El músico prepara un libro con 200 fotografías taurinas, un disco de estudio y la gira "Licencia para Cantar", la cual presentará en Colombia el 8 de junio en el Teatro los Fundadores de Manizales, el 10 de junio en el Coliseo Universidad del Norte en Barranquilla y el 16 de junio en el Centro de Eventos del Pacífico de Cali.