Violencia, insultos y porno vengativo: así es la pelea entre Blac Chyna y Rob Kardashian

La expareja del hermano de Kim Kardashian gana la primera batalla judicial y logra orden de alejamiento provisional.

Blac Chyna y Rob Kardashian.AFP

Si algo tiene el clan Kardashian es que es bien particular. Una hija que se dio a conocer por un video porno, Kim Kardashian, quien años después protagonizó un matrimonio 72 días con el deportista Kris Humphries) y un padre que a los 65 años decidió cambiar de sexo (Caitlyn Jenner) son algunos de los ingredientes que los televidentes han podido ver durante años en el reality 'Keeping Up with the Kardashians', que ya completa 13 temporadas.

Si algo faltaba en este clan liderado por Kris Jenner eran las acusaciones de violencia doméstica y venganza pornográfica. Pues bien, el único hijo de esta madre que logró guiar exitosamente en el mundo empresarial a sus hijas Kim, Khloé y Kourtney Kardashian, así como Kylie y Kendall Jenner, protagoniza por estos días una mediática pelea con su exprometida: Blac Chyna, quien en noviembre pasado tuvo a la bebé Dream Renee.

Blac Chyna, quien en años anteriores trabajó como stripper y en 2011 logró notoriedad gracias a su relación con el rapero Tyga, acusa a Rob Kardashian de haberla golpeado y humillado.
La entrevista de Chyna en 'Good Morning America' se produjo poco antes de que un juez le concediera a Rob Kardashian una orden de alejamiento provisional de 90 metros, y una visita a los tribunales de la que ahora han salido a la luz algunos de los escabrosos detalles de la relación.

De entre todos ellos, sin duda destacan las acusaciones de que el hermano de Kim Kardashian habría abusado física y verbalmente de Blac Chyna, una conducta que, siempre según los documentos legales facilitados por ella misma, se habría materializado entre otras cosas en un fuerte "puño" en la cara que la dejó tan dolorida como "aterrorizada".

"En una ocasión Rob se puso como loco conmigo y empezó a insultarme y a criticarme delante de mi hijo de cuatro años, King Stevenson. Cuando decidí confrontarlo y exigirle que no me hablara así, Rob me gritó: 'Puedo hablar cómo me salga de las narices'. Cogí mi teléfono para llamar al padre del niño [el rapero Tyga, expareja de Kylie Jenner, hermanastra de Rob]. En cuanto me vio, agarró mi teléfono, y me pegó un puño en la mejilla que me hizo caer al suelo, donde aterricé de manos y rodillas. Rob me hirió mucho cuando me golpeó, además es un hombre grande y fuerte y yo soy demasiado pequeña como para defenderme. Estaba aterrorizada y las piernas me temblaban. Me costó andar durante cuatro días porque tenía hematomas. Le envié un mensaje a la niñera para decirle que Rob me había pegado", dijo la mujer en el testimonio, según informa la revista People.

El presunto enfrentamiento entre Rob Kardashian y Blac Chyna, quienes el año pasado protagonizaron el programa "Rob y Chyna" para documentar los preparativos de su esperada boda y los primeros meses de embarazo, habría terminado -siempre de acuerdo con la versión de los hechos de ella- con la exmodelo encerrada en un armario mientras grababa con su teléfono cómo el hermano de Kim Kardashian trataba de entrar en la habitación mientras le dirigía toda clase de improperios.

"Rob me persiguió por toda la casa, hasta que llegué al dormitorio y traté de esconderme en el baño. Cogí el celular de la niñera [que había llegado minutos antes para cuidar de su pequeño] y pude grabar el momento en que Rob intentaba verme por la cerradura. Como tenía miedo de que pudiera romper la puerta de cristal del baño, me encerré en el armario. Rob no paraba de gritarme: '¿Quieres tu teléfono, verdad? Puedes grabarme todo lo que quieras, ¡no me importa!'. Como veía que no salía, Rob se fue hasta mi otro armario y se puso a tirar toda mi ropa al suelo. Fue una experiencia terrorífica", relata en otro fragmento de su declaración.

Pese a la orden de alejamiento interpuesta contra Rob Kardashian, de momento el juez no se ha pronunciado sobre un posible cambio en los términos de la custodia de su hija Dream, nacida el pasado mes de noviembre, que ambos mantienen en igualdad de condiciones, un tema -unido al de su seguridad- que en principio no parece preocupar demasiado a Chyna en palabras de su abogada, Lisa Bloom.

"No hemos pedido que el bebé se vea implicado por esta orden de alejamiento. Solo queremos que Rob se mantenga alejado de ella y, sobre todo, que deje de acosarla en internet", ha explicado la letrada a 'Entertainment Tonight', para a continuación revelar que, por otro lado, está tratando de persuadir al magistrado para que prohíba a Rob publicar en internet cualquier imagen de la pequeña.

Durante su intervención en 'Good Morning America' Blac Chyna también se refirió a la guerra pública que inició hace unas semanas Rob Kardashian, quien compartió sin permiso fotografías personales de ella.

"Estaba destrozada, por supuesto. No podía creer que alguien pudiese publicar esas fotos mías. Pensé 'Oh, de acuerdo'. Es una persona en la que confiaba. Me sentía cómoda enviándole esas fotos e incluso hablando de ciertos temas. Simplemente me siento traicionada", explicó en la conversación.

La exstripper de 29 años abrió su corazón para recordar qué fue lo que le atrajo en un primer momento del único hijo varón del clan Kardashian, antes de que su cuento de hadas se acabase convirtiendo en una película de terror.

"Lo primero que me atrajo de Rob fue que era muy dulce, muy atento. Me pareció que necesitaba ayuda de alguien que no le acusara o le juzgara. Yo sé lo que puede ser eso. Me consideraba esa amiga que nunca le hacía preguntas o le juzgaba. Estaba ahí para él. Eso fue lo que me atrajo de él. Pasamos grandes momentos juntos. Los problemas empezaron cuando bajé la guardia", dijo Chyna.

En el apartado legal, la representante legal de Chyna, Lisa Bloom, amenazaba a Rob Kardashian con emprender medidas legales por haber infringido el Código Penal de California que contempla como un delito el publicar en las redes sociales fotos de carácter explícito de una antigua pareja: lo que se conoce popularmente como 'revenge porn' y que se traduciría al español como 'porno de venganza'.

"Señor Kardashian, está avisado: el porno de venganza es ilegal. El ciberbullying a una expareja es acoso. Chyna terminó su relación hace meses y tiene todo el derecho a vivir su vida como ella quiera, trabajar donde quiera, vestirse como quiera, salir con quien quiera y mantener relaciones con quien quiera. Chyna y yo creemos que este asunto es muy importante para los derechos de todas las mujeres, teniendo en cuenta que muchas chicas y mujeres han sido insultadas por sus exparejas. Sus intentos de avergonzarla y controlarla están siendo rechazados por la presente. Es su cuerpo y su elección. Su vida, su elección. Apártese", se puede leer en la efusiva declaración de intenciones de la abogada.