Christopher Uckermann, un guerrero que prefiere no alzar las armas

En la segunda temporada de "2091" el actor mexicano retoma a Inpar, un personaje que "prefiere la palabra. Sabe cuándo pelear y cuándo mostrar las armas, y cuándo no".

Christopher Uckermann en la serie "2091".Cortesía

En el año 2091 el mundo vive un apocalipsis y los habitantes están dispuestos a hacer cualquier cosa para sobrevivir. Por eso, seis jugadores tienen la posibilidad de cambiar sus vidas, aunque no de la forma que quisieran. Lila (Angie Cepeda), Ferrán (Manolo Cardona), Mefisto (Ludovico Di Santo), Kim (José Restrepo), Reznik (Jean Paul Leroux) y Altea (Luz Cipriota) son convocados clandestinamente por la Corporación Neodimio para participar en competencia virtual, y letal, llamada Reinicio en Calisto, una luna de Júpiter.

En ese juego que recrea la serie de Fox "2091" se encuentran personajes como Inpar, interpretado por el actor mexicano Christopher Uckermann, que tiene como objetivo establecer un liderazgo que combine la moral y la ética para lograr la supervivencia.

"Inpar se va despertando en la primera temporada y parece que tiene potencial en la segunda", dice el actor recordado por su participación en la novela "Rebelde" y el grupo musical derivado de la misma, RBD.

"El personaje va pasando por una transformación muy interesante porque, como ya se vio, es un guerrero bastante misterioso que vive en el mundo subterráneo de los videojuegos, y se ve que tiene algo que ver con el sistema. Poco a poco el amor empieza a despertar en él esa cuestión de guerra y lucha, pero para salvar a la persona que quiere".

Uckermann sostiene que Inpar es un guerrero con alma conciliadora.

"Tiene esa personalidad conciliadora, pero cuando tiene que levantarse en nombre de sus guerreros lo hace, entonces es un hombre que prefiere la palabra porque es un líder. Sabe cuándo pelear y cuándo mostrar las armas, y cuándo no. Él prefiere no alzar las armas".

Para el actor, aunque "2091" es una serie de televisión del género de ciencia ficción, la postura de los realizadores y los actores es tratar adecuadamente temas tan controversiales como el manejo de las armas.

"Se ve claramente que los personajes están en contra de la guerra, entonces sí se muestra esa parte de la trama, se muestra a líderes consientes. Mi personaje Inpar tiene un arma pero jamás la usa. Los líderes de esta serie tratan de nunca usar las armas, optan más bien por la palabra", agrega.

"2091" tiene en el guion líneas sobre la conciencia natural. Al principio de la serie los personajes descubren los universos, pero después se va hablando de la naturaleza.

"También explora los temas actuales de la tecnología, entonces es interesante el tratamiento de saberla usar para que no nos devore. La historia crea un mundo híbrido entre la naturaleza y la tecnología", dice Christopher Uckermann.

Para él, el tema de la tecnología es fundamental, pues considera que es necesario que las personas aprendan a manejarla de la manera adecuada.

"Hay que entender cómo se usa la tecnología, hay que aprender que es efímero, que se va. Saber usarla es lo más importante. Y lograr hacer un híbrido entre la naturaleza y la tecnología", enfatiza.

Es por eso que Christopher Uckermann cree en los líderes de la serie, pues "tienen moral y lo que deben hacer es contagiar a los demás de cambio, y que estén consientes porque es muy fácil dejarse llevar por la tecnología, porque es un mundo caníbal, solitario y se necesita una persona consiente para guiar a las otras personas".