Serie "Mi vida con síndrome de Down" estrena segunda temporada

Seis personas comparten detalles de su vida en el sur de California, Estados Unidos.

Cortesía

Rachel, Sean, John, Steven, Megan, John y Elena son los protagonistas de la serie "Mi vida con síndrome de Down", en la cual relatan las historias de sus vidas que se desarrollan en el sur de California, Estados Unidos.

Elena tiene 29 años y su eslogan de vida es "he estado pidiendo mucho perdón", pues cada vez que pelea fuertemente con su madre o con sus amigos, debe asumir la responsabilidad de sus acciones. Tiene problemas con la aceptación de sí misma y su discapacidad, pues sólo escuchar síndrome de Down provoca en ella una reacción visceral.

Megan, por su parte, es una emprendedora que creó una marca de ropa "Megology". A sus 23 dice que su meta es "inspirar a las personas". Tras ganar notoriedad con el video "No me límites", ahora habla en eventos en todo el país, extendiendo su mensaje de inclusión y de inspiración.

A sus 26 años, la meta más importante por ahora para otra protagonista, Cristina, es comprar una casa con su novio Angel, con quien tiene una relación desde hace cuatro años. Sin embargo, el noviazgo se pone a prueba cuando ella decide tomar clases de baile y pasa tiempo lejos de su prometido.

Con 33 años, Rachel es la mayor del grupo. "No me tengan miedo, yo no muerdo", dice esta mujer que trabaja en una compañía de seguros. Ella está abierta a nuevas experiencias, pero después de una reveladora visita con su médico, se ve obligada a tomar medidas y comenzar a adoptar un estilo de vida más saludable.

Steven, de 25 años, se considera el "Matt Damon del grupo", por lo que espera tener novia en un futuro cercano, pero lucha con la idea de salir con otra persona con una discapacidad. Espera que, dado a que su nuevo compañero de cuarto Sean tiene mucha experiencia en citas, pueda recoger algunos consejos útiles de su amigo "imán de chicas".

Sean, el amigo de Steven, es excelente golfista y deportista y un gran rompecorazones. "Soy un gran hombre de mujeres. Amo a las mujeres", dice este joven que protagoniza además los tres libros escritos por su madre, Sandra, que detallan su viaje a través del sistema escolar y más allá.

El último protagonista de "Mi vida con síndrome de Down" es John, un rapero de 29 años. "Estoy acá. Estoy vivo. Soy humano. Tenemos que permanecer juntos y cada uno ser la persona que es, porque todos somos seres humanos", expresa este joven que siente la presión de lograr el éxito, pues sus padres le dicen que no lo apoyarán económicamente por mucho tiempo. Actualmente trabaja en su disco "JT: The Project".

"Mi vida con síndrome de Down" se estrena por el canal A&E este 17 de marzo a las 9 de la noche y durante 10 episodios los televidentes pueden seguir cómo los protagonistas y sus familias continúan con sus vidas con una perspectiva fresca y honesta a medida que la serie se adentra en su independencia personal y sus relaciones, incluyendo nuevos amigos dentro de la comunidad que también aparecerán en el programa.

La serie ganadora de un premio Emmy a mejor reality no estructurado "da voz a los familiares, permitiéndoles hablar sobre las alegrías que cada uno de sus hijos les da y los desafíos con los que se encuentran día a día para ayudarlos a vivir lo más independientemente posible", sostienen los realizadores.

Lo que se emitirá en televisión

"El juego del amor". Llegó el día del baile de la Asociación de Síndrome de Down: Steven no consigue una cita y Elena parece estar interesada. El problema es que ella se comprometió a asistir con John.

"Bienvenido a Las Vegas! ". Sean parte hacia Las Vegas con dos grandes objetivos: ver a Justin Bieber y acudir a su primera cita a ciegas. John cumple 29 años y su mamá le da un año para ganar dinero con su música o tendrá que ponerse a trabajar. Megan decide ir a vivir a California y el síndrome de Down no la detendrá.

"Ruptura". Megan, Rachel y Elena se dirigen a Trinidad con sus madres para asistir a una Conferencia Internacional sobre el Sindrome de Down. Allí la vida real interfiere de manera dramática en sus vidas. Sean finalmente comienza su viaje para ver a su ídolo, Justin Bieber.

"Rites of passage". Mientras asisten a una conferencia sobre síndrome de Down en Trinidad, un susto debido a la salud obliga a Megan a reevaluar su plan de mudarse a California sin su madre. Estimulada por su hermosa cita a ciegas, Sean desafía a sus padres y va en busca de un local de tatuajes. Un anillo de compromiso no puede impedir que Cristina se enamore de su instructor de baile.

"Bachelor pad". Los padres revelan sus planes para que Steven y Sean sean compañeros de cuarto. Sean está convencido de que no quiere un compañero hasta que se da cuenta que no puede afrontar la casa de sus sueños por su cuenta. John prueba una nueva canción. Megan vuelve a Los Ángeles para una entrevista de trabajo en Best Buddies y hace planes para un futuro con sus amigos, independientemente de su madre.

"Grandes expectativas". Megan asegura un trabajo en Los Ángeles y, cuando Brendan no quiere hablar de matrimonio y bebés, su decisión de mudarse a LA se vuelve más fácil. En un almuerzo de despedida con su papá ella hace algunas preguntas difíciles. Los celos de Cristina y su conducta controladora salen de control, causando preocupación en sus amigos. Rachel, Bea y Mariano tratan de intervenir.

"Reality check". Megan celebra su traslado a Los Ángeles con sus amigos pero descubre rápidamente que la ciudad no es todo el glamour cuando se tiene un trabajo. Rachel se entera que es pre-diabética y, a menos que haga cambios en su estilo de vida, no ve mucho brillo en su futuro. Steven y Sean realizan una fiesta de inauguración en su nuevo hogar. Las cosas empiezan a desentrañarse a medida en que las confusiones amorosas y los malenetendidos abundan.

"Rough Waters". A pesar de sus miedos, Rachel se una a sus amigos mientras se embarcan en un viaje de acampe épico a Kern River, donde White Water Rafting está en el menú. Mientras Cristina lucha para poder disfrutar del camping lejos de Angel, planea una romántica sorpresa para su regreso. Megan y Steven encuentran que tienen más en común de lo que pensaban.

"Dream come true". John viaja a Atlanta para tener la oportunidad de llevar su música al siguiente nivel. El día de Eserald Bay llega y es el momento de Cristina para demostrar. Brendan visita a Megan en Los Ángeles, pero ella encuentra que sus sentimientos por él están cambiando.

"Oh, baby!". Megan aprende lo difícil que es cuidar a un bebé y que no es nada parecido a como ella lo imaginó. Rachel encuentra el romance en el camino al fitness. Steven finalmente afronta sus sentimientos por Megan.