Miley Cyrus 'tiembla' al recordar su encuentro con Isabel II

La polémica intérprete asegura que estaba aterrorizada ante la idea de estrechar la mano a la soberana del Reino Unido.

Aunque no le tembló el pulso a la hora de ejecutar una coreografía sexualmente explícita en los pasados MTV Video Music Awards, ni al aparecer desnuda en su videoclip más reciente, la irreverente Miley Cyrus admite que se sintió intimidada y cohibida ante la regia presencia de Isabel II, a quien tuvo la oportunidad de saludar personalmente en una de sus últimas visitas al Reino Unido.

La inolvidable experiencia también recuerda a la cantante las sensaciones que experimentó al conocer en persona al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aunque Miley admite que la figura de la soberana le impone mucho más respeto cuando compara las peculiares anécdotas.

"Fue una locura poder actuar delante del mandatario más poderoso del mundo (refiriéndose a Barack Obama). Me sentí muy pequeñita e insignificante al estar en la misma estancia que el presidente, por el que siento un gran respeto. Pero ahora que lo pienso, conocer a la reina de Inglaterra fue una experiencia mucho más impactante y que me produjo un gran nerviosismo. Tenerla frente a frente me dejó aterrorizada porque no sabía si estaría a la altura de las circunstancias, como si fuera una fan temblorosa que se dispone a conocer a su ídolo", reveló la estrella del pop a la emisora de radio francesa NRJ.

La exniña Disney prefiere no extenderse demasiado a la hora de valorar la trayectoria de la octogenaria monarca del Reino Unido, a pesar de que al líder de su país le dedica un sinfín de elogios sobre la imagen positiva que su presidencia está proyectando en el resto del mundo.

"Obama es un tipo genial, el mejor hombre que puede representar a nuestro país en estos momentos porque encarna los valores de Estados Unidos: la libertad y las oportunidades que permiten a cada uno hacer lo que quiera en esta vida. Yo también me siento muy identificada con ese papel, ya que tengo la oportunidad de ofrecer mi visión de las cosas e influir en la opinión pública", añadió la controvertida vocalista, quien no duda en compararse con Obama como adalid de la libertad individual.

"Nos parecemos en el sentido de que los dos animamos a la gente a perseguir sus sueños y a expresar sus opiniones. Estamos en una plataforma que nos permite ponernos en contacto con las personas y decirles: 'Sé quien quieras ser, haz lo que te apetezca hacer y vive la vida sin preocuparte de lo que piensen de ti'", aseveró.