El problema legal por el que Grupo Siam no puede manejar sus redes sociales

Los músicos Carolina Núñez y Carlos Montaño denunciaron al representante legal de la disquera Colombo Records por ‘acceso abusivo a un sistema informático’.

Siam.Cortesía

Carolina Núñez y Carlos Montaño, los integrantes de Siam, enfrentan un problema legal con su antigua disquera, Colombo Records, pues denuncian que el representante legal de la misma, Felipe Villacres, les quitó el poder de manejar las redes sociales oficiales, las cuales compartían por temas de promoción.

En una época en donde la esfera digital es parte fundamental en el desarrollo de algunas profesiones, el que Siam no tenga el control sobre sus perfiles de Instagram, Facebook, Twitter, Youtube, Spotify o Deezer puede ser un gran problema, pues pueden dejar de interactuar con sus fans, promocionar su música o gestionar contrataciones.

Los roces entre Siam y Colombo Records comenzaron hace unos meses cuando, justo cuando los cantantes, que también son esposos, decidieron volver a radicarse en Cali, recibieron una llamada de Villacres en las que les pidió renegociar el contrato que estaba a punto de finalizar.

Montaño explicó a El Espectador que el tipo de contratación que tenían con la disquera se hizo bajo la modalidad 'joint venture', algo así como una empresa o aventura conjunta en la que Siam aportaba el talento y el trajo y Colombos el dinero para la inversión. El contrato se firmó en 2012, por un periodo de seis años dividido en tres periodos que debían finalizar (cada uno) con la publicación de un disco.

Los problemas, dice el cantante, llegaron justo cuando era el momento de invertir en el tercer trabajo discográfico.


Bajo la modalidad del 'joint venture' las partes llegaron al acuerdo de tener una sociedad en donde “si todo sale bien todas las partes ganan”, explica Montaño. “Pero si alguna de las dos partes pierde dinero, el otro no está obligado a pagar porque en el contrato no existe la palabra ‘deuda’”, sostiene.

Y esa es justamente la “base del problema”, pues en marzo pasado Villacres les informó que aún no había recuperado la inversión, así que les solicitó renegociar el contrato.

Como la respuesta de Siam fue no, el 12 de marzo les quitó el acceso a las cuentas oficiales de redes sociales, las cuales pudieron recuperar parcialmente luego de una tutela interpuesta “en contra de su disquera por ‘Acceso abusivo a un sistema informático’ considerado como un delito descrito en el artículo 269A del código penal colombiano”, según explicó el abogado del dúo (Raúl Núñez) por medio de un comunicado.

La denuncia que se “instauró por la retención arbitraria que realizó la disquera de las redes sociales” falló a favor de Siam, por lo que Villacres tuvo que devolvérselas. Pero Carlos Montaño asegura que el representante legal de Colombo Records sólo les dio las claves, pero que aún tiene en su poder el teléfono y el correo electrónico que pide cada plataforma como soporte de verificación.

En medio de este problema de claves y accesos el contrato entre la agrupación y la disquera llegó a su fin el pasado 7 de junio tras varias denuncias de incumplimiento, pues los músicos dejaron de recibir, entre otras cosas, el salario acordado.

Ahora que están libres de contratación, Carolina y Carlos están decididos a continuar con la carrera musical que dieron a conocer cuando participaron en el programa Factor X, el cual ganaron en 2009. Un año después firmaron contrato con la disquera Emi Music (que fue vendida a Universal Music Group) y en 2011, cuando fueron nominados al Grammy, tuvieron acercamientos con Colombo Records, que en ese tiempo tenía como socio a Midnight. Los inconvenientes llegaron a esa sociedad que llegó a su fin con el repartimiento de artistas, Siam y Buxxi se quedaron con la primera, mientras que Los de Adentro y Pasabordo con la segunda.

Ahora la sociedad entre Siam y Colombo también llega a final en medio de una disputa por el manejo de redes sociales, pues Felipe Villacres, asegura Carlos Montaño, les envió un comunicado el pasado 13 de junio informándoles que si no se sentaban a negociar antes de diez días, él borraría todas las redes sociales del dúo.

Se presume que la retención de las redes sociales se realizó como método de presión para que Siam aceptara forzosamente el cambio de condiciones del contrato que tenían con la disquera en favor del propietario de la misma, afectando exclusivamente los intereses del dúo”, explica el abogado de los músicos en otro comunicado.

El Espectador contactó a Colombo Records y Felipe Villacres, pero dijeron que en este momento no se iban a pronunciar sobre el tema.

Ante esta situación, Siam dice que prefiere trabajar con dignidad, por lo que no están dispuestos a renegociar con Colombo Records (que hace años tuvo líos con Kevin Roldán), pero sí a continuar con una carrera en la que ya han podido consolidar una masa importante de fans. De hecho, ahora que no tienen acceso a la cuenta verificada en Instagram, decidieron abrir @gruposiamoficial. Con ese nombre (Grupo Siam oficial) también se pueden encontrar en Facebook.