Magnífica apertura de los Grammys a cargo de Adele

Adele abrió la gala con su gran éxito Hello, incluido en el disco "25", el cual está nominado a Mejor Álbum y ha sido destacado como el más vendido del mundo desde que la británica lanzó "21".

Adele.AFP

Adele abrió este domingo la 59a edición de los premios Grammy interpretando su gran éxito "Hello" en el escenario del Staple Center de Los Ángeles. (Vea: Espectáculos musicales durante ceremonia previa a los Grammys)

Su disco "25", en el que se incluye este tema y está nominado a Mejor Álbum, ya sumaba un par de Grammys antes de la gala y ha sido el disco más vendido del mundo desde que la británica lanzó "21", que ganó el Grammy a Mejor Álbum del año en 2012. (¿La maldición de Adele? Nuevo problema en su show en los Grammy).

El comediante James Corden arrancó una presentación llena de errores intencionales, y siguió con un monólogo en clave de rap que conquistó los aplausos.

El Grammy promete ser este domingo un duelo entre divas. De un lado Adele y sus balanda rompecorazones y del otro Beyoncé, que tiene nueve nominaciones y ya ganó el primer gramófono con el videoclip de "Formation".

La producción rinde tributo al movimiento Black Lives Matter (Las vidas negras importan) con imágenes de policías levantando los brazos, como rindiéndose, frente a un niño negro.

Es la primera aparición pública de la diva desde que dio la buena nueva de su embarazo de gemelos.

También compite por el premio más cotizado el rapero canadiense Drake, que ya se llevó dos premios con sus canciones bailables.

En la liza está "Purpose", de Justin Bieber, en el que el muchacho de los tabloides revive su sonido con ayuda de productores electrónicos.

Y "A Sailor's Guide to Earth" de Sturgill Simpson, quien pinceló la música country con letras inspiradas en la filosofía budista y ganó como Mejor Álbum de Música Country.