Publicidad
Entretenimiento 8 Dic 2012 - 9:00 pm

Personajes del año

Para nunca olvidarlo

Francisco Lopera sorprendió este año al mundo de la medicina: con su investigación está a punto de cambiar el curso del alzhéimer. Un nuevo fármaco podría prevenir esta demencia.

Por: Sergio Silva Numa*
  • 57Compartido
    http://www.elespectador.com/entretenimiento/nunca-olvidarlo-articulo-391416
    http://tinyurl.com/aztyphp
  • 0
insertar
/Luis Benavides

Al verla quedó sorprendido. La observaba, escuchaba sus distraídas palabras y una amargura empezaba a invadirlo. Él, el doctor Francisco Lopera, era apenas un niño y una tristeza ineluctable lo asediaba cuando veía a su abuela. Ella padecía una extraña enfermedad que se había encargado de arrebatarle poco a poco sus recuerdos. Y nadie podía ayudarla. Nadie podía evitar la desazón que causaba esa insólita demencia.

Ahora, muchos años después de ese episodio, que se repetiría varias veces en el transcurso de su niñez, Lopera está a punto de encontrar la cura para ese mal. Hallarla, sin embargo, ha sido un largo camino de inacabables impedimentos. El primero, según recuerda Leonilda, una de sus doce hermanos, fueron las palabras de su padre cuando las irresistibles ganas de estudiar medicina lo invadieron: “los pobres no pueden ser médicos”, sentenció.

Lopera, entonces, para desmentir ese argumento, decidió viajar a Medellín. Lo hizo desde Yarumal, el municipio en el que vivía desde que sus padres abandonaron Santa Rosa de Osos. Allí, en la tierra que Barba Jacob inmortalizó a punta de versos y cadencias, había nacido el 10 de junio de 1951. Y aunque quizá desprenderse de su familia no resultó tan sencillo, su visita a la capital antioqueña le dejó, pese a las innumerables distinciones que ha recibido, lo que hasta ahora ha sido para él el más significativo reconocimiento: la admisión en la Universidad de Antioquia.

Tras varios lustros de juicioso estudio que culminarían en Bélgica con una especialización en neurología del comportamiento, Lopera retornó al sitio donde vivió su infancia. Era el inicio de la década del 80 y apenas contaba con la compañía de una enfermera que lo ayudaba a saciar su pasión por encontrar la cura del alzhéimer. Haber descubierto meses antes un paciente que con tan solo 47 años había extraviado su memoria, bastó para empezar a tomar muestras de sangre y hacer exámenes de vereda en vereda. Sin recursos y buscando cada fin de semana un carro que los llevara a Angostura o Yarumal, Lopera empezó su investigación. “Una investigación de pura voluntad, de puro deseo”, recuerda.

Luego de analizar infinidad de testamentos, registros de defunción, de matrimonio y de bautismo, concluyó que ahí, en esa zona del norte antioqueño, vivía la más grande familia que padecía el alzhéimer. Más de 5.000 personas de 25 familias descendientes de una pareja española que había llegado en el siglo XVIII, tenían el gen capaz de borrar la memoria.

Y por esas tres décadas, en las que ha tenido que sortear los peligros de la violencia y estudiar cerebros durante muchas horas, es que ahora este científico paisa está cerca de poner fin a una enfermedad que afecta a más de 36 millones de personas. Su principal hallazgo, que demuestra que el alzhéimer puede empezar desde los 28 años, le permitirá poner en marcha el estudio que adelanta con el Instituto de Alzhéimer en Arizona, la Universidad de Boston (EE.UU.) y la Universidad de Antioquia.

De resultar efectivo el tratamiento con el que planea prevenir el trastorno de sus pacientes, en 2020 Lopera revolucionará el mundo de la medicina. Se convertirá entonces en un personaje de nunca olvidar.

* Redactor de ‘El Espectador’

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Guerreros debutó con derrota en la Liga Suramericana
  • De la Calle responderá este miércoles a documento del uribismo

Lo más compartido

  • Isabella, la niña que descrestó con su 'Flaca' en La Voz Kids
  • Cargar el celular al lado de la cama mientras se está durmiendo engorda
  • Atlas científico de relaciones sexuales
0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio