Película de Lady Di llega a Londres prometiendo polémica

La película se centra en el romance de Lady Di con Hasnat Jan, un médico paquistaní establecido en Londres.

La actriz británica Naomi Watts encarna a Diana de Gales en un film que se presenta en Londres y que promete ser tan polémico como los dos años que narra la película sobre la "princesa del pueblo", fallecida en un accidente en París en 1997.

La película se centra en el romance de Lady Di con Hasnat Jan, un médico paquistaní establecido en Londres al que muchos amigos de la princesa describen como su gran amor y al que llamaba "Mr Wonderful" (Señor maravilloso).

Basada en el libro de Kate Snell "Diana: Her Last Love" ("Diana: su último amor", 2001), el film sugiere que Diana empezó a salir con Dodi Al Fayed para dar celos a Jan, una tesis cuestionada por los allegados a la princesa.

Jan tiene 54 años y ejerce en un hospital del este de Londres. Nunca dijo si mantuvo relaciones con la princesa y se limitó a comentar que la película está basada en "rumores" y que no tenía intención de verla.

Diana murió con Al Fayed cuando el Mercedes en el que viajaban, perseguido por fotógrafos, se estrelló contra una columna del puente de Alma, en París.

La película se estrenará al público el 20 de septiembre. Las primeras críticas no son elogiosas y sugieren que podría ofender a los hijos de Diana, los príncipes Guillermo y Enrique, que aparecen brevemente.

Antes de la presentación de este jueves, en un cine de la plaza Leicester de Londres, Watts, una británico-australiana que se hizo famosa con "Mulholland Drive" en 2001, admitió que asumía riesgos al aceptar el papel.

"Espero que si ven la película, sientan que la hicimos de un modo respetuoso y sensible", explicó a la BBC cuando le preguntaron si sentía que la película podía ofender a los hijos de Diana.

"Tratamos de representarla (a Diana) del mejor modo posible", añadió Watts, que en una entrevista posterior con BBC radio se fue repentinamente del estudio ofendida por las preguntas.

"Algo nuevo para mí... ¡Naomi Watts se fue de una entrevista! Parecía muy incómoda con las preguntas. Lástima", escribió en twitter el entrevistador, Simon Mayo.

La película ha sido oficialmente ignorada por la familia real, aunque su productor, Robert Bernstein, asegura que les ayudaron dejándoles rodar en los jardines de Kensington, donde Diana iba a correr.

También se ha destacado el poco parecido físico entre la princesa y Watts, que tuvo que usar nariz postiza durante el rodaje.

"Sentí que estaba pasando mucho tiempo con ella", dijo Watts sobre su experiencia al Mail on Sunday, la edición dominical del Daily Mail.

"Hubo un momento particular en que sentí que me daba su permiso. Ya sé que eso no sonará muy bien cuando se imprima", admitió Watts, que es la única estrella de la película.

Jan es intepretado por el actor indo-británico Naveen Andrews.

El estreno viene precedido por el resurgir de las teorías de la conspiración en torno a la muerte de Diana, después de que la policía anunciase que investiga la denuncia de que un miembro de las fuerzas especiales británicas estuvo implicado.

Scotland Yard dijo en agosto que examinaban "la relevancia y credibilidad" de la denuncia, que, según la prensa, fue hecha por los suegros del soldado, distanciados de él.

La investigación oficial concluyó que el conductor del Mercedes, el francés Henri Paul, estaba ebrio.