Polémica por saludo de Santiago Cruz a familia de Doris Adriana Niño

El cantante ha sido objetos de fuertes críticas.

Una fuerte polémica se desató en Twitter por cuenta de un comentario que hizo el cantante Santiago Cruz, a través de su cuenta oficial, en el que recordó a la familia de Doris Adriana Niño en medio de la noticia sobre el fallecimiento del artista vallenato Diomedes Díaz.

“Un abrazo a la familia de Doris Adriana Niño (…) Me solidarizo con una familia que vivió una tragedia por culpa de un irresponsable”, dijo Cruz a través de la red social. De inmediato recibió cientos de mensajes de rechazo por parte de los seguidores de Diomedes Díaz.

Cruz, tras ser criticado por varios tuiteros señaló, “yo no me alegro de la muerte de nadie, simplemente abrazo a una familia víctima (…) Errores he cometido, pero no he matado a nadie”, agregó.

Dijo además que con su comentario no pretendía atacar a nadie, “me estoy solidarizando con una familia que la pasó muy mal al ser víctimas. No era un chiste, era un abrazo sincero”.

El caso de Doris Adriana Niño es el problema judicial más recordado en el país. El cuerpo de la mujer fue hallado en zona rural del municipio de Cómbita, Boyacá, el 15 de mayo de 1997.

En la investigación judicial se pudo determinar que el cadáver de la mujer había sido ubicado en la zona por dos escoltas del cantante vallenato. Los testigos indicaron que Niño salió del apartamento del ‘Cacique’ en el norte de Bogotá.

En octubre de 1997, Díaz junto a dos de sus escoltas fueron detenidos por las autoridades. Cinco meses después fue llamado a juicio por su responsabilidad en el delito de homicidio culposo, sin embargo en junio de ese año el cargo fue modificado por el de homicidio preteintencional.

El juzgado 46 del Circuito de Bogotá libró orden de captura el 11 de agosto de 2000 en contra del cantante. En ese momento Diomedes Díaz, quien tenía el beneficio de la detención domiciliaria debido a sus quebrantos de salud huyó del llamado de las autoridades judiciales y se convirtió en un prófugo.

Durante “su ausencia”, el juzgado 46 penal de circuito de Bogotá lo condenó a 12 años y cinco meses de prisión al hallarlo culpable del delito. Poco tiempo después, la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá le rebajó considerablemente la pena a 6 años.

En el fallo se indicó que el cantautor no incurrió en homicidio ya que la muerte de la joven ocurrió de manera culposa, es decir, que el procesado nunca tuvo intención de asesinar Doris Adriana Niño. En la misma sentencia se ordenaba el pago de 100 millones de pesos a la familia de la víctima por daños morales y $35 millones por daños materiales.

El 26 de septiembre de 2002, acompañado de un nutrido grupo de seguidores, el cantante se entregó a las autoridades en la cárcel de máxima seguridad de Valledupar con el fin de pagar la condena interpuesta en segunda instancia.

El juzgado noveno de ejecución de penas de Bogotá le otorgó la libertad provisional al cantante el 25 de febrero de 2008 al considerar que cumplía con los requisitos de las tres quintas partes de la pena cumplida y buen comportamiento en su lugar de reclusión.

Después de cumplir 3 años y 7 meses privado de su libertad el cantante anunció su regreso a los escenarios musicales e incluso impulsó un nuevo disco.