Invitado a Conferencia Endeavor 2017, el 25 abril en Bogotá

Freddy Vega y su plataforma para renovar la educación

Vega es cofundador de Platzi, una plataforma de educación en línea. Su labor es muestra viva de que una universidad tradicional no es la única forma de obtener conocimiento y ser un profesional.

Freddy Vega es cofundador de Platzi. Junto con Christian Van Der Henst, de origen guatemalteco, sacó adelante el emprendimiento. / Cortesía

Al terminar un curso en Platzi, ¿el usuario recibe algún tipo de diploma, certificado o credencial?

Sí, todos los cursos incluyen un diploma de certificación digital que puede ser descargado en PDF o agregado a tu perfil en Linked In. Pero lo más importante es que todos los estudiantes completan un proyecto completo en cada curso, que pueden agregar a un portafolio personal. Algo más valioso para los empleadores que sólo el certificado.

Los contenidos que Platzi entrega, y en los que el usuario se forma, ¿son valorados por el mercado laboral?

Cada año encuestamos a todos nuestros estudiantes. El 80 % de nuestros graduados, después de aprobar una carrera de Platzi (un grupo de seis a 10 cursos sobre un tema específico), consiguen un mejor empleo o un mejor salario donde ya trabajan. El 10 % de ellos crean su propia empresa. Ambas cosas en un rango de un año después de terminar los cursos.

¿Se regulan o se debería regular de alguna forma los contenidos formativos o educativos que se difunden a través de internet? ¿Existe una comunidad de pares que evalúe la validez o veracidad de los contenidos que otros imparten?

La educación académica formal está regulada. Eso hace natural que el contenido esté atrasado. En tecnología no se puede mantener por un año la misma oferta de contenido, mucho menos por cinco, como regulan normalmente a las universidades. Simplemente cambia demasiado. Las personas que triunfan en esta industria adoptan al 100 % el ideal de una vida entera de aprendizaje sin parar. Eso de ir una sola vez a la universidad y usar ese mismo conocimiento de por vida ya no existe.

¿Cómo será la educación del futuro? ¿Las universidades están mandadas a recoger o se imagina algún tipo de complementariedad con la educación virtual?

Las universidades como focos de investigación y desarrollo académico no deberían desaparecer. Son muy importantes para la sociedad. Pero la idea de que la única forma de ser “profesional” es ir a la universidad hace mucho tiempo dejó de existir en la industria del software, el marketing y el diseño. A medida que pasa el tiempo y el mundo digital se come otras carreras, esto pasará en otras profesiones.

¿Saber sobre tecnología será opcional o algo inherente en las próximas generaciones?

Nuestra humanidad funciona con software. El software funciona con código. En el colegio nos enseñan a balancear ecuaciones químicas y a entender física. ¿Por qué no nos enseñan a programar? Es un conocimiento fundamental y obligatorio para tener una oportunidad laboral equitativa en el presente.

¿Qué conocimientos en tecnología debe tener el ciudadano de a pie?

Todas las personas deberían saber lo mínimo sobre seguridad informática. Entender que un password largo es mejor que uno corto. Que poner muchos signos raros es inútil si es una clave de pocas letras. Entender qué es una transacción segura y cómo interactuar en línea con el Gobierno y empresas. Sería un gran agregado que todos supieran las bases de la programación. Es algo en lo que creemos, tanto que es nuestro único curso gratuito.

¿Cuáles es el perfil de un especialista en el mundo digital?

Saben programar, entienden cómo funciona internet. Saben que la nube no existe y realmente son servidores de otras empresas. Entienden las bases de redes. Pueden usar cualquier sistema operativo. Les encanta probar cosas nuevas. Les encanta aprender todos los días e invierten en su formación profesional.

También trabajan en “marketing” digital. ¿Cómo es el desempeño de los medios en ese aspecto?

Una preocupación personal es que el marketing digital se comerá toda la publicidad. Facebook y Google se llevarán la mayoría de presupuestos de publicidad, afectando las economías locales de publicidad en todos los países. Sin embargo, siempre habrá nichos para el marketing superlocal basado en medios tradicionales, pero los costos bajarán y nunca se verá de nuevo la bonanza de inicio de este siglo . Las disrupciones pasan en las empresas que adoptan la tecnología.

¿Hacer empresa en Colombia es fácil?

Es relativo. Es más fácil que hacerlo en México o Perú, pero más difícil que en Chile o Estados Unidos. Ha mejorado en los últimos años, sin duda. Platzi tiene empresas en Estados Unidos, México y Colombia por diversidad de mercados y nuestro enfoque global desde el principio. Lo que sí es verdad es que Colombia tiene las condiciones para crear empresas de clase mundial. Nacer en Colombia no es excusa para ser menos.

¿Qué opina de las comunidades que apoyan el software libre y el código abierto?

Gracias al código abierto y al software libre, nuestra industria existe. Internet funciona sobre código abierto. Linux es el sistema operativo más popular del planeta gracias a Android y los servidores. Platzi dona cada año a proyectos open source y organizaciones que los apoyan. Todas las empresas que tengan código abierto dentro deberían hacer lo mismo.