Investigación de Panama Papers ganó premio Pulitzer de periodismo

“Vemos un ‘big bang’ creativo”: Carlos Eduardo Huertas

Carlos Eduardo Huertas, director de Connectas y coordinador en Colombia de la investigación ganadora del reconocimiento que premia al periodismo estadounidense, habla sobre las oportunidades del trabajo colaborativo y del papel del periodista en medio de la avalancha informativa.

Carlos Eduardo Huertas dirige Connectas y, junto con los periodistas Sol Lauria y Nathan Jaccard, trabajó la información que había en los Panama Papers sobre Colombia. Óscar Pérez

¿Cómo se puede resumir la investigación de los Panama Papers?

Es una evidencia del contrapoder del periodismo frente a grandes poderes globales que abusaron de fallas en el sistema para evadir controles, esconder capitales, algunos de origen ilícito, en complicidad con estructuras “legales”.

¿A qué poderes se refiere?

En la investigación se identifica cómo un bufete de abogados prestó sus servicios para facilitar operaciones que ocultaban lavado de activos, dineros de origen espurio, evasión de impuestos. Las investigaciones revelan cómo funcionarios y parte de esta estructura jurídica se prestaron para acompañar a clientes de dudosa reputación.

¿Cómo se llegó a esta información?

El origen fue una fuente anónima que entregó información a periodistas del diario alemán Sueddeutsche Zeitung. Los periodistas conocían del consorcio de periodistas de investigación (ICIJ), su capacidad para identificar personas en todo el mundo, sus talentos probados y su capacidad de procesamiento de grandes volúmenes de información, por eso cedieron la información. En Panama Papers participaron más de 370 periodistas.

¿Cómo se logra el éxito del periodismo colaborativo?

Hay que romper paradigmas que se han instaurado en la sala de redacción. Panama Papers confirma que se pueden involucrar muchos periodistas con diferentes puntos de vista sobre unos mismos hechos, trabajar de manera respetuosa con información sensible y de manera segura.

¿Qué diferencias hay entre Wikileaks y Panama Papers?

En el primer caso se entregaron paquetes de información por países, no había colaboración entre los equipos involucrados. Acá se busca que todos los hallazgos se compartan con cada periodista para que cada uno pueda hacer su valoración. En el caso Wikileaks, finalmente, toda la información se liberó y se decidió prescindir del periodismo. Panama Papers confirma el rol del periodista en dar relevancia a la información, clasificarla, valorarla.

¿Qué es más difícil en estos casos: la colaboración entre periodistas o entre medios?

El trabajo del consorcio es entre periodistas. En varios países trabajaron periodistas de medios que eran competencia, pero compartían la información. En Colombia, Connectas tuvo una muy positiva alianza informativa con El Espectador, que permitió amplificar el impacto de las publicaciones. En EE. UU., medios emblemáticos como The New York Times o The Washington Post quedaron por fuera en el principio porque no aceptaban las reglas del juego.

¿Cuáles eran las reglas?

Ser radicalmente colaborativo con la información y respetar la independencia editorial, con un alto estándar de confidencialidad. La investigación y la producción duraron cerca de un año.

¿Se debe ir hacia el periodismo colaborativo?

Es una oportunidad para hacer buen periodismo. Algunos ven en la crisis de los medios el final. Otros vemos una suerte de big bang creativo con posibilidades de hacer más y mejor periodismo.

¿Cómo ve el Pulitzer que ganó la investigación en EE. UU.?

Es un empujón importante para un hito del periodismo del nuevo milenio y va a ser fundamental para nuevas investigaciones del mismo tipo en formas que todavía no nos imaginamos, pero que abren la puerta para que el periodismo encuentre otras opciones.