Wiley Skaret: pianista de las buenas causas

Lo que más le gusta de la música es tener la posibilidad de ayudar a las personas. Quiere ser profesor y pianista de concierto y seguir estudiando en universidades a través de internet. En 2012 hizo un concierto en Guatemala para apoyar a una fundación de personas con síndrome de Down.

El joven estadounidense Wiley Skaret trabaja con la fundación Corazón Verde. Mauricio Alvarado

¿Por qué se inclinó por el piano?

Lo que más me gusta de la música es tener la posibilidad de ayudar a las personas. En 2012 hice un concierto en Guatemala para apoyar a una fundación de personas con síndrome de Down. Recogimos US$15.000 y eso los financió durante un año. Fue algo muy satisfactorio.

¿Cuándo empezó a interesarse en el piano?

Hace 10 años, cuando tenía cinco. Desde niño me gustaba jugar con las teclas del piano electrónico que había en mi casa y después mis padres me pusieron en clases con la doctora Marjory Lee.

Llegó a Colombia hace tres años. ¿Cómo siguió su formación musical aquí?

Estoy tomando clases de armonía por internet en la Universidad de Berkeley y también tengo clases con Pilar Leyva. Antes de llegar a Colombia me sentía muy tenso cuando tocaba. Ella me enseñó a relajarme para conseguir un mejor sonido.

¿Qué fue lo más duro de sus primeros meses en Colombia?

Es la primera vez que vivo en Suramérica. Al principio fue muy difícil porque llegar a otro país y aprender una lengua nueva siempre es complicado. Al principio difícilmente me podía comunicar con alguien. Cuando aprendí español empezó a volverse más sencillo.

¿Por qué decidió hacer conciertos para los huérfanos de la Policía?

Quisimos ayudar a la Policía porque ellos son responsables de la lucha contra la droga y eso es algo que afecta directamente a EE. UU. También queríamos apoyar las fundaciones que trabajan por las familias de los policías que han muerto cumpliendo su labor. Creo que, por los sacrificios que hacen, se lo merecen.

En su portal de internet hay muchas referencias bíblicas. ¿Por qué?

Cuando doy algo siempre lo quiero hacer en nombre de Dios. De hecho, el nombre de la página viene de un versículo de la Biblia, de la Epístola de Santiago (James) 1, 27. En ese versículo dice que la religión más pura es la que cuida a los huérfanos y las viudas.

¿Qué puede hacer la gente para ayudar a James 1?

El 20 de mayo tenemos un concierto en Bogotá para recoger fondos y la gente también puede donar en nuestro sitio de internet. Ese dinero no pasa por mis manos. Va directamente a una fundación, New Horizons, y la idea es que los intereses de ese dinero sirvan para financiar becas para los huérfanos de policías colombianos.¿Dónde se imagina su carrera en unos años?

Quiero ser profesor y pianista de concierto. También quiero seguir estudiando en universidades a través de internet y espero ganar una beca para seguir realizando mis estudios.