Publicidad
Un chat con... 18 Ene 2013 - 10:00 pm

Dice fotógrafo oficial del ‘Hay Festival’

"Hago las fotos con los pies y los oídos"

Hoy, en el Museo de Arte Moderno de Bogotá, empieza la exposición ‘Puentes de palabra’, de Daniel Mordzinski, quien asegura que en la muestra hay imágenes inéditas.

Por: Óscar Güesguán
  • 54Compartido
    http://www.elespectador.com/entretenimiento/unchatcon/hago-fotos-los-pies-y-los-oidos-articulo-397460
    http://tinyurl.com/bd5vbue
  • 0
insertar
El argentino Daniel Mordzinski afirma que Colombia “es de esos lugares donde el público vibra y entra en comunión con los escritores”. / Luis Ángel

¿Por qué hacer una exposición en Colombia?

Ante todo hay una dimensión afectiva que para mí es importante. Bogotá es la capital de un viejo sueño, a donde siempre había querido viajar en compañía de mis imágenes y compartir con los lectores colombianos, que son excelentes lectores y escritores.

¿Para usted, por qué Bogotá forma parte de un viejo sueño?

Los libros de los escritores colombianos fueron fundamentales durante la época del oscurantismo de la dictadura militar en Argentina. Esas lecturas eran mi refugio, nunca tuve el valor de ir o luchar, sino que me escondí en los libros que amaba, en las películas que soñaba, hasta que llegó mi hora y también tuve que irme físicamente.

Contrario a lo que usted comenta, se dice que en Colombia no somos buenos lectores. ¿Qué le hace pensar que sí?

Lo constato en los encuentros. Soy fotógrafo oficial de muchos festivales, viajo por el mundo y me doy cuenta cómo reacciona el público. Colombia es de esos lugares donde el público vibra y entra en comunión con los escritores. Lamento no estar de acuerdo, pero muchas veces venir de afuera y tener distancia te permite ver las cosas con cierta lucidez.

¿En qué se basó para escoger los retratos de esta exposición?

Hice como una simbiosis de aquellas imágenes que sé que la gente está esperando. A mí me dicen: “Daniel, qué buena tu foto de Cortázar”, y respondo: “Gracias, qué bueno que te guste”, pero sé que no es buena.

¿Se podrán ver fotos distintas a las que ya ha mostrado en otras exposiciones?

Claro, hay fotos inéditas. Hice un trabajo de edición porque sabía que mi corazón iba a latir a la hora colombiana y busqué fotografías de esos escritores que acabo de nombrar y escogí las que nunca había mostrado.

¿A quién le falta fotografiar?

Son muchísimos e infinitos los que no he fotografiado, pero no me importa, no me interesa hacer una guía telefónica donde estén todos, porque eso hablaría pésimo de mi trabajo. Nunca los he contado ni los numero.

¿Siempre le gustó la fotografía?

Cuando era adolescente había tres pasiones que luchaban en mi corazón, que eran, por supuesto, la literatura, la fotografía y el cine. Hoy, tantos años después, me pregunto si esta manera que tengo de fotografiar es una visión de las tres.

Usted parece ser una persona paciente y tranquila. ¿Su personalidad le ayuda a retratar a los escritores de la forma en la que lo hace?

Por supuesto. Si tengo humor en las fotos es porque es el mejor remedio. Siempre recuerdo las palabras de mi abuelo: “Humor, serenidad e inteligencia”. Y ese tríptico intento utilizarlo en mi cotidiano y en la fotografía.

¿Le ha pasado que tiene una idea de un escritor, cuando lo conoce es alguien distinto y la foto termina diferente a como la pensó?

Totalmente. Nunca voy con un guion hecho. No soy un buen escritor de primeras veces. Generalmente las fotos no me salen bien en el primer intento. Me interesa más escucharlos, caminar con ellos. Por eso digo que las fotos las hago con los pies y los oídos.

¿Se siente más conforme con las fotos que hace ahora que las que hizo al principio?

No soy de esos escritores que esconden los primeros textos de juventud, pero claro, antes era inexperto y buscaba contrastes fáciles, por ejemplo, un vagabundo debajo de un cartel de McDonalds. Ahora soy más sutil y buscó otras cosas.

¿Por qué hay que ir a ver su exposición ‘Puentes de palabra’?

Tengo la obsesión de compartir estos 35 años de trabajo con el público de Bogotá y espero que cuando salgan de esta exposición vayan a una librería a descubrir qué libros hay detrás de los rostros que vieron.

 

 

 

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir
0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio