Publicidad
Un chat con... 30 Mayo 2013 - 10:00 pm

Dice Felipe Tello, cineasta

'Ni tetas ni sangre para vender historias'

'On, abre tus ojos', es el proyecto audiovisual con el que Tello y su equipo ganaron en abril el premio más importante de Holanda, Conn@actNow Innovation.

Por: Elespectador.com
  • 430Compartido
    http://www.elespectador.com/entretenimiento/unchatcon/ni-tetas-ni-sangre-vender-historias-articulo-425163
    http://tinyurl.com/m5fhqud
  • 0
insertar
Felipe Tello habla apasionadamente sobre su proyecto que busca que “los muchachos y los padres, sin que encuentren soluciones mágicas, vean una posibilidad de reflexión”. / Andrés Torres

¿Cuál es la historia base que se narra en ‘On, abre tus ojos’?

Es la historia de una profesora (María Adelaida Puerta), que llega a hacer un remplazo a un barrio pobre y le empezaba a sorprender la desaparición de un niño y sobre todo le sorprendía que la gente no reaccionaba, entonces ella empieza a darse cuenta que detrás hay un rollo mucho más grande que la desaparición fortuita de un niño. La presentamos a productoras privadas pero nunca se concretó nada. 

¿Cómo logran entonces ganar el premio de Holanda?

Hay una ONG de ese país que se llama Free Press Unlimited que busca aplicar creativamente la tecnología para desarrollar proyectos sociales. Y un gran amigo mío, el crítico de televisión y columnista de El Tiempo, Omar Rincón, recomendó nuestro trabajo a esa ONG. Nos contactaron y nos dijeron que nos presentáramos a una convocatoria, pero hicimos una modificación.

¿Cambiaron la historia?

No totalmente. Cambiamos el personaje de la profesora – que nos parecía un poco cliché-, por una videógrafa. Una mujer que va documentando lo que observa con su cámara de video. Quedamos entre los cinco finalistas y sin embargo perdimos con todo éxito (risas). El que ganó fue un cortometraje africano. Sin embargo de allí salió una excelente oportunidad: gracias a que le gustó mucho  el proyecto, el director de Free Press Unlimited me ofreció fondos para costear el piloto de la serie y fue cuando entendí la frase de Maturana: “perder es ganar”.

¿Cuál es el trasfondo y enfoque que ustedes le dan a la historia, cómo muestran a las víctimas?

Esta parte es muy importante porque la historia se sale de los moldes convencionales del melodrama. No es una historia de amor imposible. Es una serie, coral, es decir, con varios personajes que protagonizan. Es un proyecto transmedia – que cuenta con un sitio de internet-, con una historia desde diferentes plataformas: un sitio virtual, donde puedes ver el capítulo completo, pero a su vez puedes hablar con el personaje a través de su blog, comentar si le gustó o no, y hasta encontrar tutoriales de video y fotografía para subir su propio material. 

¿Por qué deciden usar la plataforma virtual para transmitir la serie?

Nuestro objetivo principal es lograr un feed back, una respuesta. Que un muchacho al que le haya pasado una situación similar, pueda expresar, a través de un video, lo que le asusta, lo que caya, lo que tal vez no puede decir en su casa. La idea es que el sitio sirva como un estímulo para que cuenten esas historias. 

¿Y en qué parte del proceso van?

Después ya con esta idea, más completa, nos presentamos nuevamente a Holanda y ahí si ganamos el primer lugar el mes pasado. Entonces vamos a desarrollar 60 capítulos – si logramos conseguir la financiación-, de media hora cada uno, de ficción. Nada documental, nada de denuncia, nada de nombres propios, ni mostrar criminales, ni idealizarlos, pero tampoco revictimizar a las víctimas. 

Pero sí tienen una postura…

Sí, pero el tema es cómo los muchachos enfrentan el hecho de que la única opción que tienen ellos en la vida, es la criminal, llámese grupos de derecha, izquierda, trabajo infantil, tráfico sexual, lo que sea. Todo acto de violencia parece que fuera para muchos niños la única opción e ganar billete

¿Qué diferencia esta serie de cualquier otra? 

Esta serie no está hecha para mostrar cómo hacemos de bien las escenas de acción como las hacen en Hollywood, ni para mostrar que hacemos películas bonitas ni para visibilizar a un malandro con el fin de vender más, lo que estamos haciendo es entregar una historia tanto a jóvenes como a padres a través de la ficción. No hacemos denuncia, para eso está el periodismo. 

Tampoco queremos apelar a mostrar tetas y sangre para vender. La intención de fondo es que los muchachos y los padres, sin que encuentren soluciones mágicas, vean una posibilidad de reflexión.

Vea el tráiler del proyecto en http://vimeo.com/65806573

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 7
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio