Publicidad
Un chat con... 27 Ene 2013 - 9:00 pm

Dice director de la Policía de Bogotá

'No tengo pulsos con el alcalde Petro'

El brigadier general Luis Martínez cree que aumentar el número de cuadrantes en Bogotá e implementar la estrategia 'Caminando por la seguridad de mi comunidad' permitiría a los policías conocer de cerca los problemas de la ciudadanía.

Por: Elespectador.com
  • 49Compartido
    http://www.elespectador.com/entretenimiento/unchatcon/no-tengo-pulsos-el-alcalde-petro-articulo-399451
    http://tinyurl.com/bdwnjw9
  • 0
insertar
Foto: David Campuzano
El general Luis Martínez asegura que con el alcalde las relaciones han sido buenas, a pesar de sus diferencias.

¿Cuál era la situación de Bogotá en materia de seguridad en el momento de su nombramiento?

Recibí la ciudad con una tasa en homicidios de 22,1% y nos propusimos hacer un estudio estadístico de cuáles eran los delitos que más afectaban a la ciudadanía. Homicidio, lesiones personales, hurto a personas y residencias, microextorsión, narcomenudeo y paseo millonario son los delitos que más se presentaban, y por medio de unas gerencias enfocadas en cada tema empezó la disminución.

¿Qué estrategias se están tomando para que la comunidad crea en la Policía?

Nosotros queremos pasar este año de 1.036 cuadrantes a 1.100 y también creamos “Caminando por la seguridad de mi comunidad” para que los agentes y comandantes se bajen de la patrulla y hablen con la gente para conocer sus problemas.

De nada sirven esas estrategias si aún se presentan denuncias de abuso policial.

Pues eso empaña la imagen institucional, porque nosotros tenemos una formación en principios y valores, pero algunos policías se apartan de esos cánones y son castigados de manera drástica. Siempre les digo que con el ciudadano guantes de seda y con los delincuentes mano dura, pero sin violar los derechos.

Existen rumores de algunos pulsos entre la Alcaldía y la Policía de Bogotá. ¿Es cierto?

No, para nada. Hay trabajo mancomunado, el alcalde y yo siempre hemos tenido las mejores relaciones, de pronto diferencias en temas, pero siempre buscamos un punto medio para darles solución a esos problemas.

¿En qué temas se han presentado diferencias?

En principio con el tema de la calle del Bronx, porque el alcalde tiene una política de una Bogotá humana y la protección de los derechos de las personas, y creía que nosotros íbamos a atentar contra eso cuando en realidad estamos desmantelando mafias.

¿Cuál es su posición frente a los Centros de Atención Móvil a Drogodependientes?

La verdad, prefiero no pronunciarme. Eso es un tema social de la Alcaldía y nosotros como policías respetamos las decisiones de la administración mientras estén amparadas por la Constitución.

¿Han influido las políticas públicas del alcalde Gustavo Petro en los resultados de su gestión?

Esto es un trabajo coordinado, él creó la restricción de armas amparadas, eso nos ayudó con el tema de homicidios por intolerancia, pero esta es una estrategia global, pues el trabajo de la Policía haciendo presencia es fundamental para la disminución de estos índices.

Mientras la Policía atrapa delincuentes, el Ministerio de Justicia busca cambiar las penas de varios delitos y volverlas excarcelables. ¿Esto no puede influir negativamente en el trabajo de la Policía?

La ley de nuestro país tiene como fin último la despenalización y excarcelación, pero pienso que Colombia no está preparada para caminar hacia esas fronteras de países desarrollados. Acá todavía existe mucha criminalidad y hay que mirar con lupa los delitos que le hacen daño a la comunidad y castigar a los infractores de manera severa.

Una anécdota.

Cuando estuve en el Gaula de Bogotá una niña y un niño fueron secuestrados en el norte de la ciudad y ella fue a parar a la zona de distensión. Cuando la ubicamos y quisimos rescatarla, nos dimos cuenta de que estaba en esa área y no pudimos hacer nada y el pequeño estaba en el patio de una casa.

¿Su sueño fue ser policía?

Desde que entendí que uno necesitaba una profesión para desarrollarse como persona, sí.

¿Qué es lo más difícil de ser policía?

Hay situaciones muy complejas que la ciudadanía no entiende y es injusta. Las mujeres y los hombres de está institución sacrificamos nuestra vida personal para cumplirle a la comunidad, pero ésta es injusta.

¿Por qué le dicen en la institución ‘Venenito’?

Hace 30 años, recién ingresé a la institución, un compañero me puso así por la exigencia y mi carácter.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 20
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Reviven historias amorosas de David Bowie y Mick Jagger
  • Conflicto en Ucrania ha matado a más de 3.500 personas
  • Farc abren nuevo ciclo de diálogos pidiendo fin del paramilitarismo

Lo más compartido

  • La 'Supervenus', el video contra los estereotipos de belleza
  • La capa de ozono comienza a recuperarse
  • Con hongos cultivados devuelven color a ríos contaminados de Colombia
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio