Así se forma un tornado

Los fuertes vientos de este fenómeno natural han dejado más de 300 personas muertas en Estados Unidos durante el 2010.

Este es uno de los tantos fenómenos naturales que todavía no cuentan con una explicación completa. Un tornado necesita varios ingredientes, uno de ellos es una fuente de energía para que se genere aire caliente y húmedo que se ubica en la superficie de la tierra, luego la diferencia de velocidades entre las corrientes altas y bajas producen el efecto de rotación del aire que en algunas ocasiones se transforma en tornado, es en este punto donde la ciencia no ha podido dar as razones exactas para que se estas fuerzas se creen.

El diámetro de un tornado puede estar entre 75 y 100 metros, algunos llegan a medir 2 km de diámetro.

La zona del Mississippi en Estados Unidos es propensa a la formación de tornados por el choque entre corrientes frías provenientes del oriente, vientos cálidos que vienen del occidente y masas de aire húmedo que vienen del sur.

Estados Unidos sufrió la fuerza de 1.300 tornados en 2010.