Descripción: 
Por medio de la señal de 41 cámaras que instaló en su residencia de Los Ángeles, Estados Unidos, Katy Perry se mostró como nunca durante la maratón, una oportunidad ideal para confiar sus episodios depresivos y su guerra con Taylor Swift.
Autor: 
AFP